Inicio Real Jaén El Real Jaén recupera su identidad.

El Real Jaén recupera su identidad.

249
0
Compartir

Real Jaén 2-1 Écija.
Imagen: Mario Pastor.

El Real Jaén volvió a ganar otro partido después de tres semanas sin conocer la victoria ni conseguir un sólo gol. El objetivo de restablecer la tranquilidad y recuperar la confianza se vio cumplido pasada la media hora de partido, cuando Israel Jerez transformó una falta cerca del área para colocar el 1-0. En la jugada, el conjunto sevillano se quedó en inferioridad numérica por expulsión de Nando, que vio la segunda amarilla. Con ventaja en el marcador y en el terreno de juego, el Real Jaén se dejó llevar y dispuso de ocasiones suficientes como para golear al Écija en la primera parte, pero tras la reanudación, algo cambió.

Los hombres de Manolo Herrero dieron por finiquitado el encuentro y en el inicio de la segunda parte se vio a un Real Jaén relajado y deseoso por cumplir el trámite cuanto antes. Sin embargo, el Écija salió a por la remontada, consciente de que la promoción de ascenso se encontraba a sólo un par de goles de distancia y el equipo sevillano justificó el recelo de Herrero, que en la previa los había definido como «equipo fuerte y peligroso». Antoñito hizo el empate tras un córner mal defendido por el Real Jaén, pero el gol, lejos de acomplejar o despertar las dudas de los blancos, despertó al equipo ofensivo e intratable del primer período.

Tras el empate, el Real Jaén se volcó sobre la portería de José Miguel y desató su particular tormenta de fútbol. No hubo clemencia ni cuartel para el adversario. El Real Jaén asumió el mando de la situación y fue cercando al Écija en su área. En la maniobra, el conjunto blanco recuperó el guión perdido durante las últimas semanas. Con su habitual juego primoroso de apoyos constantes, el Real Jaén recuperó su identidad y acosó al Écija para levantar La Victoria con la certeza de que un gol inminente caería por su propio peso. La Conquista Pacífica proclamó la victoria del Real Jaén a nueve minutos del final, cuando Migue Montes puso el segundo y cerró la contienda.