Inicio 1ª División Los «Celtarras» abortan la contratación de Salva Ballesta.

Los «Celtarras» abortan la contratación de Salva Ballesta.

331
0
Compartir

Abel Resino es el nuevo entrenador del Celta de Vigo, que sustituirá a Paco Herrera, cesado durante el día de ayer, después de que el conjunto gallego perdiera en Getafe por 3-1 el pasado domingo. Salva Ballesta, ex delantero del Racing de Santander, Málaga o Atlético de Madrid, entre otros clubes, formaba parte del cuerpo técnico propuesto por Abel para trabajar en Vigo, sin embargo, Salva no podrá comenzar su aventura en los banquillos.

«Ya había salido de Málaga en dirección a Vigo. Me encontraba a unos cien kilómetros de Madrid cuando el presidente del Celta de Vigo, Carlos Mouriño, me llama para decirme que no iba a poder ser», explicaba anoche en los micrófonos de El Larguero, en la Cadena Ser.

Al parecer, la contratación de Salva Ballesta levantó un fuerte rechazo entre los sectores más radicales de la afición celeste, especialmente en el grupo ultra «Celtarras», que amenazaron con boicotear la presentación del nuevo cuerpo técnico y tildaron a Ballesta de «facha», «fascista» e incluso «nazi». Ante esta situación, el presidente del Celta ha cedido a las presiones y, «por el bien y la unión de todos», ha decidido no contratar al preparador maño.

«Mi objetivo principal era iniciarme. Vigo es una ciudad estupenda y el Celta un equipo maravilloso para iniciar una carrera como entrenador. Estaba muy ilusionado, el tema económico era lo de menos, no me importaba. Yo solo quería comenzar mi experiencia allí. Me había informado sobre la ciudad y sobre el equipo. Miré precios de pisos y sitios donde vivir, la ilusión era tremenda y total».

 A pesar de todo, Abel Resino entrenará al Celta de Vigo, y preguntado sobre si se siente decepcionado por parte de Resino, Salva Ballesta asegura que «Sólo tengo palabras de agradecimiento hacia Abel por la confianza que puso en mí, pero yo sé lo que yo haría. Respeto su decisión pero yo no hubiera firmado si me dicen que no puedo llevar a mi segundo. Mi equipo técnico va conmigo y se cae conmigo. Me entristece la situación porque yo habría actuado de otra manera, pero respeto todo».

 «Es lamentable que en los tiempos en los que estamos se confunda la política con el deporte. Nunca me he referido a la política, siempre he dicho que me siento muy español, sólo eso. Nada más. No soy político ni me interesa la política», ha denunciado el ex jugador.

salva ballesta