Inicio 1ª División Abidal, la lucha de un campeón

Abidal, la lucha de un campeón

259
0
Compartir

abidal

Me van a permitir una licencia o una sugerencia. Los periódicos deportivos nacionales e internacionales deberían abrir mañana, por decreto, con la imagen del futbolista francés Eric Abidal; hasta hoy, jugador del FC Barcelona, nacido en la ciudad de Lyon un 11 de septiembre de 1979 y que el 28 de junio de 2007 firmó por el club catalán y aterrizó en nuestra liga. Futbolista fuerte, potente, rápido, resistente, extraordinario defensor. Desde su llegada coincide en el club con una generación de futbolistas de otra galaxia (soy madridista de corazón y de pasión, y no me cuesta reconocerlo), ganando hasta el 2013 un total de quince títulos nacionales e internacionales. ¡Quince títulos!.

No voy a discutir la decisión de los técnicos del FC Barcelona sobre si está o no para jugar al máximo nivel. Pero sí discuto que merecía otra salida. Su nivel es máximo. Aquí lo dejo.

Una maldita enfermedad, la suya, impactó al mun

do del fútbol el 28 de marzo de 2011. La superó felizmente. Pero en marzo de 2012 su recaída, un año después, nos volvió a rematar y a llenar de tristeza y dolor. Momento muy duro y difícil. Lo superó también felizmente. Eric consiguió luchar contra su hígado con la misma fortaleza, resistencia, potencia, rapidez y defensa de la que ha hecho gala jugando por la banda izquierda del equipo barcelonés y en la selección francesa.

Mañana también, por decreto, todos los colegios e institutos deberían poner el vídeo “Merci Abi”. En él queda patente el espíritu de superación, el ejemplo de un luchador, el esfuerzo para salir adelante, la fuerza para vivir, el positivismo de una persona, la motivación para la recuperación y el amor de esta figura a su familia, a sus hijas y al fútbol. Cumpliste con creces tus objetivos y demostraste sin alardes, pero con una gran humanidad que la bandera de la esperanza y de la fe debe enarbolarse siempre. Querer es poder. Felicidades Abi por los títulos. Felicidades por ganar el partido más importante, el partido por la vida.

A los que tristemente la vida nos ha jugado y nos ha acercado a momentos duros como el tuyo, sólo nos queda tenerte como referente, apreciarte, quererte y agradecerte tu ejemplo de superación. Las copas que has levantado son las copas de la lucha de un campeón. Tu imagen corriendo por los Pirineos, subiendo montañas de dificultad que la vida te puso, y tus más que emotivas palabras de que “lucharías por ver crecer a tus hijas y por volver a jugar” inundaron de lágrimas nuestros ojos y golpearon fuerte nuestro corazón para fortalecer nuestra esperanza y alumbrar nuestra vida. Barcelona te da las gracias. España te da las gracias. El 30 de mayo dejas con tristeza el FC Barcelona pero debes marcharte con la alegría de que el mundo del fútbol te seguirá disfrutando. Y desde Palabra de fútbol te decimos: Merci Abi. ¡La lucha de un campeón!