Inicio Selección Haciendo amigos en Miami

Haciendo amigos en Miami

269
0
Compartir

españa haitiLa selección española de fútbol venció anoche por 2-1 a Haití en un partido gris que cumplió la amenaza de convertirse en uno de los choques más aburridos de La Roja. Fue la primera toma de contacto y nadie quiso hacer ningún esfuerzo mayor del necesario, lo cual llevó el partido a un terreno demasiado rutinario: posesión y serenidad. Ayudó el hecho de que España zanjara muy pronto el asunto con goles de Cazorla (18′) y Fábregas (18′). Tampoco hubo empeño, en ningún momento, de humillar a la meritoria selección de uno de los países más pobres del mundo, castigado, además, por aquel catastrófico terremoto que se llevó más de 200.000 vidas humanas en 2010. El partido contra la campeona del mundo fue un acontecimiento que anestesió durante noventa minutos la situación de un país urgido de noticias alegres. El gol de Wilde en la segunda parte fue una de ellas. Haití podrá decir con orgullo que se mantuvo en pie ante el mejor equipo de todos los tiempos.

El partido sirvió, al menos, para presumir de fondo de armario. Sin Alonso, Busquets, Xavi, ni Iniesta, España presentó un lujoso centro del campo compuesto por Javi Martínez, Mata, Cazorla y Fabregas. No me imagino lo que estarán pensando en la Bundesliga o en la Premier al ver que sus figuras son los teóricos suplentes de este equipo. Cumplieron con goles y controlaron el partido con la sana intención de evitar sobresaltos. La idea era hacer amigos y tomar contacto, pero la estrella no se arrastra. Así que España jugó a controlar bajo los servicios mínimos y después llegó el momento de las presentaciones: salieron Xavi, Iniesta, Silva, Piqué… y un enchufado Soldado, que incluso estos partidos aprovecha para reivindicar su causa. El valenciano estuvo muy activo pero sus remates se estrellaron contra el palo hasta en dos ocasiones. Y volvió Casillas. Mucho tiempo se había debatido sobre si Vicente del Bosque le colocaría en la portería a la primera de cambio, y el capitán reapareció. Probablemente, el amistoso de ayer era el momento idóneo, pero las dudas permanecerán hasta que empiece la competición. Valdés no jugó y tendrá protagonismo.

Poco más. España se ha convertido en el mayor reclamo del planeta y ayer cumplió un nuevo compromiso. Haití disfrutó con sus nuevos amigos.