Inicio Selección España vence a Irlanda y ensaya su plan antibúnker

España vence a Irlanda y ensaya su plan antibúnker

309
0
Compartir

espana titularesEspaña 2-0 Irlanda

Cumplió España. Venció a Irlanda por 2-0 esta madrugada y cerró así el período de aclimatación en suelo americano. Cierto es que los rivales no fueron el instrumento más fiable para medir el estado de forma de los nuestros, pero al menos, con estos partidos en la costa este de los Estados Unidos, la selección no acusará en Brasil la descompensación horaria con nuestro país. Adiós al Jet Lag y poco más.

Como Haití, Irlanda fue otra víctima entregada desde el primer minuto. Vicente del Bosque dibujó un once titular que podría asemejarse bastante al que debute en competición frente a Uruguay: ocho jugadores del Barça, más Arbeloa, Ramos y Silva. Valdés en la portería, un sólo medio centro (en ausencia de Alonso) y la inclusión de David Villa como delantero centro, fueron las principales novedades en el equipo de gala para la Confederaciones. Tres variantes con respecto a la idea de la Eurocopa.

Repaso desde el inicio: frescura en los movimientos y velocidad en la circulación. España siguió su guión religiosamente y encerró a Irlanda desde el minuto uno. No hubo rival, tan sólo un muro de hormigón en la frontal del área levantado con la intención de evitar una sonrojante goleada. Sin embargo, y a pesar del habitual rondo desplegado en la zona de tres cuartos, España no disparó entre los tres palos hasta pasada la media hora, treinta minutos de vídeo que probablemente servirán al seleccionador para idear un plan antibúnker.

Y es que la selección española de fútbol ha alcanzado una dimensión de equipo superior e invencible. La hegemonía histórica que proporcionan dos Eurocopas y un Mundial en cinco años, argumentan su condición de mejor equipo de todos los tiempos. Ante  esta máquina sin sentimientos que devora rivales y conquista títulos, los adversarios optan por renunciar a todo para centrarse única y exclusivamente en su propia supervivencia, de manera que, en los últimos tiempos, España se enfrenta siempre a un blindado al que termina destrozando por insistencia o por agotamiento del rival. Sin embargo, haría bien Vicente del Bosque en insistir con el plan B, porque planteamientos como el que anoche desarrolló Irlanda los encontraremos en la Confederaciones y en el Mundial. Un día de baja inspiración podría provocar un accidente.

Pero anoche no hizo falta variar nada. Irlanda terminó cediendo ante fútbol de España y, ya en la segunda parte, Soldado y Mata finiquitaron el asunto. El ariete valenciano sustituyó a un David Villa muy activo. Mata, Cazorla, Cesc y Navas entraron para aliviar minutos, y cuando el control absoluto desapareció con la retirada de Xavi, Iniesta y Silva, Irlanda aprovechó para explorar el campo contrario. Por allí andaba Casillas, que intervino un par de veces para evitar el desastre y demostrar que sigue en plena forma.
Victoria y rumbo a Brasil. Tenemos al mejor equipo pero necesitamos más ideas. Simulacro de Mundial sobre el terreno.

Imagen: marca.com