Inicio Real Jaén La Segunda, más cerca que nunca

La Segunda, más cerca que nunca

309
0
Compartir

la victoriaHuracán Valencia 1-1 Real Jaén

A estas horas de la noche, el Real Jaén acaricia la Segunda División y está, virtualmente, en la categoría de plata del fútbol español. El empate en casa del Huracán Valencia por 1-1 le sitúa más cerca del ascenso que en los últimos diez años. Cuando dentro de siete días arranque el partido de vuelta en La Victoria, el Real Jaén sólo tendrá que defender la valiosísima ventaja lograda en el día de hoy. La mitad del trabajo ya está hecho.El gol de Migue Montes, que ya suma dos en todo el Play Off , hizo vibrar a los 200 aficionados que se desplazaron hasta Manises y que se hicieron dueños del graderío durante los noventa minutos. El delantero jienense es el atacante menos utilizado por Manolo Herrero durante la liga, sin embargo, el tanto de hoy se une al conseguido en Lleida y le convierte en el jugador más decisivo de las eliminatorias de ascenso.

Migue Montes adelantó al Real Jaén antes de que se cumplieran los diez minutos de partido. Nada más empezar, el conjunto jienense alcanzaba el objetivo propuesto para el día de hoy: marcar como visitante. Sin embargo, por delante restaban casi ochenta minutos en el campo más incómodo que ha pisado el equipo en los últimos meses. Como estaba previsto, las reducidas dimensiones y un césped artificial muy gastado no fueron el escenario más idóneo para tratar de controlar el partido como lo vienen haciendo habitualmente los hombres de Manolo Herrero. Tocaba ponerse el mono de trabajo.

Y tocaba adaptarse. Desnaturalizado, el Real Jaén supo, no obstante, leer el partido y las circunstancias. Delante, un equipo trazado para ese fútbol directo y muy poderoso en las segundas jugadas, un equipo peligroso, sin duda. Pero los jienenses expusieron orden y disciplina que rozaba el carácter militar, así que, salvo el gol de Vidal pasada la media hora, el Huracán apenas inquietó la portería de Toni García hasta los instantes finales, cuando los valencianos sacaron el orgullo y pusieron a prueba al portero cordobés. Pero un gran equipo empieza siempre en la portería y Toni estuvo a la altura de las circunstancias.

No era día para florituras, pero partidos como el de hoy también enamoran al aficionado. Lejos de casa y fuera de su ecosistema, el Real Jaén demostró que, además de clase y buen gusto, tiene casta y tiene coraje. Los últimos veinticinco minutos de partido los jugó el equipo blanco con un hombre menos. El colegiado no dudó en expulsar con doble amarilla a Migue Montes y la decisión sonó a vendetta por las críticas hacia sus colegas durante los partidos anteriores. Sin embargo, el Jaén aguantó gracias a un sacrificio colectivo envidiable y supo sufrir en el tramo final. Se adaptó, primero al terreno y luego a las circunstancias, para obtener un resultado que le acerca a la gloria. La Segunda División está más cerca que nunca.