Inicio Opinión Carlos Bacca. Motivos para celebrar

Carlos Bacca. Motivos para celebrar

368
0
Compartir

carlos baccaA principio de diciembre del año 2007, el equipo de la primera B de Colombia, el Barranquilla FC, cedía en préstamo al AC Minerven Fútbol Club de Venezuela una de las grandes promesas de su cantera: se trataba de Carlos Bacca, joven delantero de tan sólo 21 años de edad que desde aquel entonces se mostraba como toda una promesa del balompié colombiano. El “Hijo de Puerto Colombia” –como se le apoda- empezó a tomar las riendas del equipo venezolano y en mayo del 2008 marcó los dos goles de su equipo en el triunfo por 2-0 sobre la Universidad Central de Venezuela, victoria que hizo regresar al equipo azul a la primera división del fútbol profesional venezolano, tras 10 años de ausencia. Bacca marcaría a los 41 minutos de la parte de iniciación cuando recibió una pelota por el sector de la derecha y soltó un fuerte disparo de pierna derecha para batir al portero; en el complemento, aprovechó una salida errónea del portero para marcar a puerta vacía el segundo tanto de aquella noche.

-“Contento porque se luchó para lograr el objetivo, hoy se cumplió, Minerven sacó todo lo que tenía y ahora estamos celebrando. El equipo siempre estuvo concentrado, no se dieron los resultados al principio pero después fueron llegando. Es una gran satisfacción porque este equipo tiene mucha trayectoria y hoy 4 de mayo sube a primera otra vez”. Aquellas fueron sus palabras.

Hoy, el delantero colombiano celebra una victoria mucho más importante: su fichaje con el Sevilla FC, luego de haber hecho una excelente campaña con el Brujas de Bélgica. El jugador, contratado por cinco temporadas, llega al equipo andaluz -tras una intensa negociación- con una impronta deportiva importante:

En el Barranquilla Fútbol Club, equipo en donde actuó durante 2007-2008, fue el máximo goleador con un total de 15 goles; luego, jugando en la primera A con los “tiburones” de Barranquilla facilitó la llegada de su equipo a la final del torneo apertura del 2009; allí, junto a su compañero de fórmula Teófilo Gutiérrez, empezó a componer una de las duplas de ataque futbolísticas más importantes de Colombia.

Por su desempeño en la Copa Colombia de 2009 (torneo oficial que enfrenta a los clubes de las categorías Primera A y Primera B del fútbol profesional en Colombia), el jugador se llevó el trofeo al máximo goleador con un total de once anotaciones; seguidamente, durante el torneo Apertura 2010, logró marcar 12 goles que permitieron que el Junior de Barranquilla se llevará el título del campeonato y que sirvieron para consagrarlo –nuevamente- como goleador (junto a Carlos Rentería); en el torneo finalización de 2011 es también el máximo goleador del certamen lo cual haría que el Boca Juniors, Racing de Avellaneda –Argentina- y el FC Lokomotiv Moscú –Rusia- y el Chievo Verona – Italia- se interesan por él. Empero, con el número 7 a su espalda, continuó su camino en el Brujas de Bélgica. Allí, fue catalogado como el mejor jugador de la liga belga 2012-2013 con sus 25 anotaciones en 2.945 minutos (41 partidos).

Hoy, cuando el club rojo y blanco ficha al colombiano sigue notándose el hambre de triunfo, entrega y profesionalismo por el que se ha caracterizado: «Es un sueño hecho realidad. Cuando llegué a Europa, quería jugar un día en la Primera División. Habría estado muy decepcionado si este traspaso no se hubiera realizado. Al fin y al cabo ya tengo 27 años, y para mí era ahora o nunca. He tenido un tiempo fantástico en el Brujas, tengo los aficionados azul y negro por siempre en mi corazón. Mi traspaso también benefició al Club Brujas, porque este es el traspaso más caro en la historia del club. Y este hecho me enorgullece”.

El fichaje del jugador al equipo sevillano es un motivo más de celebración para el fútbol colombiano. No sólo por sus goles lo llevaron a la Selección (ha sido convocado en varias ocasiones desde el 2010, la última de ellas por José Néstor Pekerman, marcando un gol en un partidos amistoso) sino porque ésta es una nueva oportunidad para que un jugador colombiano triunfe en España.Resta esperar que el talento del barranquillero se reproduzca y sirva sobre todo para reafirmar la imagen de los delanteros colombianos en el exterior.