Inicio Portada El Granada no muestra clemencia ante un romántico Real Jaén

El Granada no muestra clemencia ante un romántico Real Jaén

227
0
Compartir

jaen-granada1Imágenes: Jacob Gila.

El Real Jaén perdió ayer su primer partido de pretemporada -el primero en La Victoria- ante un Granada de Primera División que aprovechó los errores de Toni García para remontar y dejar un sabor agridulce entre la afición blanca. El meta cordobés, protagonista durante el Play Off por sus buenas actuaciones y, especialmente, por decidir la tanda de penaltis ante el Lleida, tuvo, no obstante, un reencuentro amargo marcado por dos regalos que ofrecieron en bandeja el encuentro de presentación. Fran Machado adelantó al Jaén en el 11′, pero El Arabi en dos ocasiones y Fran Rico hicieron los goles de la remontada en la segunda parte.

Si el fútbol son goles y resultados -que lo son- está claro que al Real Jaén aún le faltan ingredientes para doblegar a un equipo de la Liga de Fútbol Profesional. A estas alturas, a punto de iniciar su andadura en la Liga Adelante, los errores se pagan caro y cuestan partidos, y así fue que al Granada le bastó con esperar el momento preciso para sentenciar. No necesitó mucho más. Se aprovechó de un Toni García dubitativo (erró una entrega y cometió penalti al intentar regatear a un delantero) y materializó un gol gracias a un libre directo concedido por la defensa blanca en la frontal del área. El Granada necesitó dos errores y una falta para firmar un contundente 1-3. Es decir, hizo falta muy poquito para doblegar a este Jaén que llegaba como un Talgo a su primera estación importante en esta pretemporada.

Pero hay otra lectura mucho más fiable. Errores a parte (habríamos visto otro Toni con tres puntos en juego), el Real Jaén fue dueño y señor del partido y zarandeó a un Granada que pudo salir goleado en la primera parte. Sin embargo, Roberto mantuvo en pie al conjunto nazarí con una actuación soberbia. Cuando Fran Machado adelantó a los jienenses en el 11′. el meta del Granada ya había salvado dos ocasiones claras de gol, especialmente un remate a bocajarro de Víctor Curto dentro del área.

jaen-granada2Con el marcador de cara y las extraordinarias sensaciones en el inicio, el Real Jaén disfrutó e hizo disfrutar con un juego primoroso que estaba sacando los colores a todo un equipo de la Liga BBVA. Queda patente que Manolo Herrero seguirá apostando por una filosofía de juego cuyas señas de identidad son la presión arriba y las posesiones largas. En este nuevo Real Jaén tampoco se rifan balones y fue precisamente esa idea llevada al extremo la que precipitó los errores que, a la postre y durante el segundo tiempo, traicionarían a este romántico Real Jaén. Al borde del descanso, Santi Villa y Servando gozaron de nuevas oportunidades para incrementar la ventaja.

Pero con el comienzo de la segunda parte, los hombres de Manolo Herrero iniciaron la cuesta abajo y el Granada adelantó líneas. Llegó el empate de El Arabi y después el golazo de Fran Rico. Con apenas quince días de preparación, el Real Jaén acusó el esfuerzo y, de repente, se vio por debajo en el marcador en cuestión de siete minutos. Poco más tarde, el técnico jienense cambió a los diez futbolistas de campo y el oxígeno devolvió el partido a su curso natural. El Jaén mandaba de nuevo, quién lo diría. Pero a falta de un cuarto de hora, llegó el tercero del Granada y el partido perdió todo el interés competitivo. Jozabed, Damián, Mario Martos, Cobo y Edgar sacaron toda su calidad y animaron la recta final. El extremo canario tuvo tiempo de probar de nuevo a Roberto, que desvió al larguero un tremendo zapatazo.Así murió el partido, con un Real Jaén fiel a su estilo y que mereció mejor suerte.

La primera gran prueba se saldó con derrota, pero este Real Jaén volvió a sellar la firme promesa de que esta temporada volverá a divertirnos. Que presumiremos de un equipo ofensivo y descarado. Un equipo romántico.