Inicio 1ª División El verdadero Ronaldo

El verdadero Ronaldo

306
0
Compartir

cristianoUn Cristiano cambiado inicia su quinta temporada en el Real Madrid. La inicia como la acabó, desatado, rompiendo todos los registros (al ritmo que va batirá todos los records) y siendo la luz que más brilla en la galaxia madridista.

Nada queda de aquel chico con un ego mayúsculo que llegó al Real Madrid; que se enfadaba en el campo y gesticulaba más de lo que debía; que ponía, a pesar de sus goles, de los nervios a los aficionados madridistas; y que con sus declaraciones dejaba un aire prepotente que no caía bien. Futbolísticamente sigue siendo un depredador. Un fuera de serie. Un jugador espectacular. Un portento. Goleador, potente, veloz, luchador, trabajador. Un auténtico número 1, ejemplo de profesionalidad, al que tal vez le haya correspondido tener más de un balón de oro en sus vitrinas, pero parece ser que pertenecer al mundo Nike no tiene el mismo peso que pertenecer al de Adidas. En España no nos resulta extraño cuando futbolistas como Iniesta, Xavi o Casillas no han sido galardonados nunca con ése que dicen que es el premio máximo para un futbolista. Así son los premios del fútbol.

Cristiano ha cambiado. Desde que declaró su estado de tristeza es otro. Dio un golpe fuerte que llegó al alma de los madridistas. Éstos se dieron cuenta de que no podían perder a su referente, a su símbolo, a su icono. Desde Don Alfredo, ningún futbolista había sido tan total como el jugador portugués. Cristiano es un futbolista total. Cristiano es un futbolista superior.

Cristiano ha cambiado. Más maduro, centrado, calmado y siempre motivado. Capaz de responder sólo en el campo a los ataques de los que le envidian: “Yo no escupo en el plato que como”. Actitud ejemplar dentro y fuera del campo, como debe ser. La mejor respuesta y actitud para un chico que tiene a millones de niños en el mundo que sueñan en ser como él algún día. Y seguidores como mi hija pequeña, Irene, que desde que cumplió los diez años, coincidiendo con la llegada del crack portugués, vive la pasión por el Real Madrid. Su quinta camiseta ya está en su armario, empezó con la de CR9 y ya tiene las cuatro últimas de CR7.

Cristiano ha cambiado. Y este año va a tener la libertad y creatividad unida a su instinto asesino para desplegar todo el fútbol que lleva dentro. Ancelotti y Zidane saben que este Madrid es un equipo superior contando con la mejor y más alegre versión del futbolista portugués.

Cristiano ha cambiado. Porque sabe que cuenta con el reconocimiento de sus compañeros, de sus entrenadores y de la afición. Auténtico líder. Sólo queda poner día y hora a la firma de su renovación, para declarar y sellar su amor eterno y fidelidad al madridismo.

Cristiano ha cambiado. Su cambio de look, con mechas y gafas, se ha unido a su mejora de la personalidad a la que le ha metido los ingredientes de la humanidad y la humildad. Su último detalle, repleto de generosidad y solidaridad hacia los demás, ha sido el de regalar a los empleados del club (a los que no salen en la foto) treinta portátiles para demostrarles ese agradecimiento por la enorme labor que realizan.

Cristiano es un chico que juega al fútbol de maravilla. Gran jugador, rico y guapo que simboliza la alegría del madridismo, capaz de abrazar a un aficionado demostrando su naturalidad y con toda la cercanía y fuerza de un amigo del alma, de un amigo de toda la vida. El cambio de Cristiano, lleno de plenitud y madurez, le convierten en el verdadero Ronaldo. ¿Alguien lo duda?.