Inicio 1ª División Ligeros y felices

Ligeros y felices

317
0
Compartir

1374364926_623130_1374365072_noticia_grandeAcostumbran a ser excesivamente falibles los hilos de los que penden las prontas valoraciones que lanzamos los analistas al hablar de las nuevas versiones de los equipos a principio de cada temporada.Nada es, por tanto, lo que parece a estas alturas. Valga la premisa como aviso ante las exuberantes sensaciones que ayer desprendió el Barça 2013/2014 del TataMartino.

El set que los azulgranas endosaron a un cariacontecido Levante en la primera mitad se trazó desde la extensa amalgama técnica y de movimientos que ha caracterizado el libro de estilo de los catalanes el último lustro. Nada nuevo entonces, se podría añadir. No realmente. Visibles desde el trasfondo del juego, emergieronlos matices. Pequeños aspectos que repercuten grandiosamente en el funcionamiento colectivo de un ente.

Los futbolistas blaugranas brillaron (literalmente) ayer sobre el césped del Camp Nou hasta el punto de deslumbrar en cada una de sus acciones;trascendentes, como un gol o una recuperación, e intrascendentes como cualquier pared en el centro del campo. Brillaron de alegría, surgida espontáneamente al dejar de convivir diariamente con la desdicha, aquella traída por las malignas enfermedades de dos compañeros y amigos. Ese esplendor convirtió a los blaugranas en plumas sobre el tapete, sorprendentemente ágiles y ligeras, tanto que se filtraban sin ser reconocidas por la defensa levantina una y otra vez. Mismos jugadores, mismo esquema y mismas ideas, pero distintos en cierta forma. Felices.

Algunos futbolistas evidenciaron tal cambio más que otros, pudiendo convertirse, si su progresión se confirma, en nuevosfichajes para el actual curso. El chileno Alexis lo lleva mostrando todo el verano. Desde su poderío físico, abarca cada vez más campo ayudando a sus compañeros en defensa y en ataque, zona esta última donde sus decisiones gozan cada vez de más efectividad. Otro es Cesc. Su partido rayó la excelencia, pero como pasador, no como goleador, que es lo que parece que todo el mundo le ha exigido desde que llegó. Jugar de falso 9 no le ha ayudado para nada, a pesar de tener gol e inteligencia para definir. Pero en el papel de asistente y llegador es como se erige como auténtico estandarte. Eligió siempre con acierto, tanto los pases fáciles como los complejos entre líneas, abriendo campo y percutiendo como el mejor Iniesta. Un 10 para él, y sin necesidad de anotar ningún tanto.

Significativo por último ver que las rotaciones comienzan ya en el primer envite liguero, algo que desde este espacio siempre he argumentado en contra de la anterior gestión de Tito Vilanova. Ayer les tocó a Andrés Iniesta y Jordi Alba, a parte deNeymar, que ya avisamos que le costaría entrar en el once dadas sus particulares circunstancias. Además, y ante el estupor general de incredulidad, el intocable Messi fue sustituido a un cuarto de hora para la conclusión del partido, lo que nadie se había atrevido a hacer en 5 años. Síntomas, a mi juicio, positivos para la salud general de la plantilla. Se ve que el Tata Martino tiene personalidad, característica inevitable para tener éxito en el banquillo del Camp Nou.

Sólo ha sido un partido, en casa y ante un rival inferior, pero hay algo nuevo sin duda que desprende este Barça. Se le ve rápido. Se le ve ágil. Se le ve feliz. Y no hay mejor síntoma que ese para afrontar el futuro con garantías.