Inicio 1ª División El Betis encarrila su clasificación europea

El Betis encarrila su clasificación europea

331
0
Compartir

aficion betisEl Real Betis se impuso al FK Jablonec (1-2) en un partido gris del conjunto de Pepe Mel en la República Checa. Jorge Molina y Cedrick marcaron los goles que dejan a los verdiblancos a las puertas de la fase de grupos de la Europa League a falta del partido de vuelta en el Benito Villamarín.
Se le atragantó al Betis el partido de ida del Play-Off que da acceso a la Europa League frente al Jablonec en lo que se sospechaba como un choque claramente favorable al equipo español. Pepe Mel repitió su ya clásico 3-2-3-1 e introdujo cuatro cambios con respecto al XI que dejó tan buen sabor de boca en el Bernabéu.

Steinhofer y Vadillo ocuparon el carril diestro mientras la labor de contención quedó depositada en Xavi Torres. En la portería debutó en partido oficial Guillermo Sara, que firmaría una gran actuación con el paso de los minutos.
Salió el Betis al Chance Arena de la ciudad norteña de Jablonec nad Nisou sin la garra mostrada cuatro días atrás en Madrid, y desde el comienzo el partido dio a la expedición verdiblanca más quebraderos de cabeza de lo previsto. La tímida presión verdiblanca nunca fue un problema para el equipo checo, pues su juego directo, sencillo y eficaz no dejaba lugar a riesgos innecesarios. Los locales continuamente buscaron los costados y de ahí el balón hasta zonas interiores cercanas al área. El ABC del fútbol.

El Jablonec, conocedor de sus limitaciones, jugó fácil y acertó. Se encontró además con la ayuda de una defensa bética embelesada con el bucólico paisaje en el que se encuentra incrustado el pequeño estadio local, rodeado de arboleda. De ello parecieron estar más pendientes los defensores, y los locales supieron aprovecharlo. Los balones largos volaban a espaldas de los zagueros y los laboriosos atacantes checos allí que corrían.

Así hasta que el capitán Nacho, tras ver como la posesión y desplazamiento de balón no era fluido, decidió probar fortuna repitiendo la estrategia local y lanzó un pase largo a Jorge Molina. Desmarque, forcejeo, tiro deficiente, rechace y gol. El Betis se puso por delante a los 21 minutos de juego sin esperarlo. El gol animó algo a los verdiblancos y tuvieron la oportunidad de ampliar la renta en los compases posteriores al tanto, pero ni las carreras de Cedrick ni la puntería de Molina dieron opción a más.

Por su parte el Jablonec no varió ni un ápice la forma de afrontar el partido y su juego sin estridencias los hizo crecer hasta empatar la contienda cuando el Betis ya pensaba en el tiempo de descanso. El esférico se paseó por la frontal del área y el omnipresente lateral Novak asistió a su compañero Kopic, más escorado a la derecha. La dejadez de la defensa hizo el resto y el número 11 local no tuvo más remedio que empatar el partido.

Para los checos el gol supuso la confirmación de que lo que sabían hacer lo llevaban a cabo con gran solvencia, así que optaron por confiar en sus capacidades. La segunda parte fue un recital de cómo jugar bien al fútbol con recursos limitados. Al Betis el descubrimiento le pilló por sorpresa y no le quedó más que encomendarse a Guille Sara cuando los checos aparecían ya por cualquier espacio que dejaba la zaga verdiblanca.
El guardameta bético se convirtió en el hombre del partido gracias a la fe que el Jablonec imprimió a sus ataques. En todo momento sin salirse de su guión, y siempre con peligro. Al Betis por momentos sólo le quedaron las internadas fulgurantes de Cédrick, propias del mundial de atletismo disputado días atrás en Rusia, y las cada vez más importantes estiradas de Sara.

El Betis se vio superado inesperadamente por el sencillo guión, gracias en parte a saberse superior y a la posibilidad de sentenciar la eliminatoria en Sevilla, y lo cierto es que firmaron un partido muy gris en su vuelta a la lucha continental. Pepe Mel movió el banquillo en el último tercio del encuentro y dio entrada a Matilla, Juan Carlos y Chuli.
Tanto Juan Carlos como Chuli saltaron al campo deseosos de demostrar al técnico su valía y el escenario fue el propicio. Con más ganas que sus compañeros y sin la monotonía en la que habían quedado sumidos los titulares, ambos revolucionaron la débil defensa checa y firmaron buenas internadas.Al Betis, que pareció intentar esconder su calidad durante los noventa minutos, volvió a serle suficiente. De igual modo que en la primera mitad, una ocasión aislada bien ejecutada por Juan Carlos obligó al guardameta local a repeler el esférico y Cedrick aprovechó su paso por el área chica para empujar el balón a la red.

Era el minuto 86 y al Betis aún le dio tiempo de contar con dos ocasiones claras para sentenciar la eliminatoria a expensas del trámite en el Villamarín. Sin embargo, quien destacó en los minutos finales volvió a ser Guille Sara, pues el Jablonec no dejó de intentarlo.
Su empeño no tuvo recompensa en el electrónico del pequeño Chance Arena (con un aforo de 6.300 personas) y con ello se quedó el Betis. Para los checos, sin embargo, el despliegue vino a confirmarles que su fútbol, por sencillo, no desentona en un partido de clasificación europea. Ganó el Betis 1-2 con el mérito de acertar a portería en dos ocasiones y en fútbol, ya se sabe, eso es lo que cuenta. Por lo demás el modesto Jablonec puede estar satisfecho, su fútbol hizo recordar durante noventa minutos que este deporte en el fondo es bien sencillo. Ellos se encargaron de demostrarlo.