Inicio 1ª División Empate a nada en Cornellá

Empate a nada en Cornellá

255
0
Compartir

betis-espanyolRCD Espanyol y Real Betis empataron a cero en la tercera jornada de la Liga. Ambos conjuntos completaron un partido plagado de errores en el que ninguno estuvo cerca de batir la meta rival. El Betis de Pepe Mel suma su primer punto en el campeonato tras las derrotas ante Real Madrid y Celta.

Poco puede achacárse al espectador que durante el transcurso del partido en Cornellá cayese rendido al sueño. Verdiblancos y blanquiazules se olvidaron de mover el balón con rapidez y profundidad y el poco juego que se desplegó quedó diluido entre minutos de transiciones soporíferas.

El Espanyol de Javier Aguirre salió con el equipo titular que tan buenos réditos le ha proporcionado en este arranque de temporada y el Betis de igual modo poco varió su once inicial. La pareja de centrales en esta ocasión la formaron Figueiras y Amaya, mientras que por delante se situó Xavi Torres. En punta volvió a repetir Jorge Molina tras la recaída del goleador canario Rubén Castro.

Durante la primera mitad el equipo andaluz sólo llevó peligro al área defendida por Casilla de la mano de balones botados por Verdú. Sólo los córner o las faltas cerca de la frontal inquietaron a la sólida defensa catalana. Aguirre supo alejar de la corona del área el juego asociativo del Betis y la profundidad de los de Pepe Mel quedó reducida a las internadas por banda de Cedrick.

El Espanyol tampoco creó excesivos problemas a Guille Sara, y las escasas ocasiones en las que los atacantes locales probaron suerte chutando a puerta el arquero argentino demostró seguridad.

Poco más dio de sí la primera mitad del partido, y menos aún se vio a partir de la reanudación. El Betis lo intentó con la inclusión de Matilla en la zona central para recuperar las combinaciones rápidas que tanto gustan a Mel pero ni así cambió el guión del choque. Por parte del Espanyol los cambios sentaron algo mejor y Thievy se mostró activo e incisivo.

Sin embargo las pinceladas de juego que se pudieron contemplar pronto quedaron en el olvido. El encuentro se trabó debido a las continuas interrupciones fruto de choques fortuitos entre jugadores y el reloj no dejó tiempo para más.

Cuando el colegiado decretó el final, tanto Espanyol como Betis se conformaron con el punto conseguido a tenor de lo demostrado sobre el campo. A los de Heliópolis les pasó factura el sobre esfuerzo de la Europa League entre semana y el equipo en ningún momento dio síntomas de poder trenzar jugadas como las vistas ante el Real Madrid o el Celta. Por su parte, los de Barcelona suman con este cinco puntos y comienzan a olvidar la nefasta temporada pasada en la que sufrieron mucho más de lo esperado.