Inicio Opinión Belarmino Ballesteros Porque `Bale´ mucho

Porque `Bale´ mucho

1225
0
Compartir

bale13Me van a permitir que inicie este artículo de opinión adoptando una licencia ortográfica con el sello de uno de los más grandes escritores de nuestra literatura, el gran Juan Ramón Jiménez. Este genio tenía una ortografía peculiar y particular, fundamentada en su principio de que se escribe como se habla y siempre con la idea de que su escritura, su literatura, buscaba la perfección y la hermosura. Del ¿Vale mucho? al ¿Bale mucho?

Mucho se ha hablado, comentado y escrito del culebrón veraniego que no ha sido otro que el fichaje de Bale por el Real Madrid. El tiempo nos dirá si el acercamiento de Florentino al futbolista se hizo en una servilleta, en un whatsapp o en una nota en el reverso de un libro de economía titulado: “El dinero no importa”.

Futbolísticamente no cabe duda de que está entre los cinco mejores futbolistas de la actualidad. Para muchos incluso ocupa el pódium con Messi y Cristiano Ronaldo. Sólo su rendimiento vendrá a demostrar si es caro o barato. Los entendidos hablan de él como un futbolista total (un 3 en 1 ó un 5 en 1) que puede jugar de lateral izquierdo, mediapunta, delantero, volante izquierdo o volante derecho.

Económicamente si dividimos lo que cuesta entre sus posiciones el precio es barato. Si el fichaje sale cara, su amortización será rápida (caso Cristiano). Si su fichaje sale cruz, otro galáctico para meter en la nevera (caso Kaká). El Madrid lo paga porque puede pagarlo.

Socialmente el fútbol no debería estar ajeno a la crisis económica y social que existe a nivel mundial. Se pague a plazos o al contado. Es una locura romper el mercado de esta forma por un futbolista. Abro un paréntesis. Parece que el Tata Martino, aún teniendo razón, ha llegado despistado al fútbol europeo. Alguien de su club tendría que explicarle que también es una falta de respeto para la situación del mundo el fichaje de Neymar. Que, por cierto, no se sabe ni cuánto ha costado. Eso sí, también ha sido una barbaridad.

Institucionalmente viene a generar ilusión entre la afición madridista, ilusión perdida en los últimos tiempos y que el Presidente pretende despertar metiendo a otro galáctico en el equipo.

Educativamente el maestro Ancelotti tendrá que manejar muy bien el grupo, ya de por sí heterogéneo. La llegada de Bale le sitúa en el club de los diez millones de euros. Buscar el equilibrio del grupo, hacerlo compacto y que no perjudique a la colectividad la llegada de un nuevo individuo es una nueva tarea para el italiano.

Ahora sí. Bale ya es del Madrid. El tiempo y el rendimiento dirán si `Bale´ mucho o no. En el Madrid también entenderán la licencia de nuestro Juan Ramón Jiménez si al final consiguen con la llegada de este futbolista lo mismo que el escritor con su literatura, alcanzar la perfección y la hermosura escribiendo verdaderas obras de arte sobre el campo.