Inicio 1ª División Algo más que fuerza para el Cholo

Algo más que fuerza para el Cholo

513
0
Compartir

GuilavoguiSi hace dos semanas nos hubiesen dicho a la mayoría de nosotros ¿quién es Joshua Guilavogui?, muy pocos habrían sabido dar respuesta. Guilavogui es un joven francés, de ascendencia guineana, que con 23 años ha llegado sin hacer apenas ruido a las filas del mejor Atlético de Madrid de los últimos tiempos. Su fichaje anda envuelto en un mar de dudas que voy a intentar despejar.

Pese a su corta edad Guilavogui lleva jugando en la élite del fútbol galo desde hace cinco temporadas y ha sido llamado a las filas de la selección nacional francesa hasta en tres ocasiones. Joshua, deportivamente hablando, es un centrocampista de estos que gustan en la Premier League, un box to box al que lo mismo le da meterse entre los centrales a despejar los centros laterales que reventar balones desde la frontal. Es un pulpo a lo Busquets que además juega con criterio. Por su poderío físico y su enorme zancada no ha faltado quien lo compare a Yaya Touré en sus inicios.

Como os contaba Guilavogui es un todoterreno que ha jugado en toda la medular. En el Saint Etienne ha jugado de stopper, un poco más arriba e incluso de volante partiendo desde la izquierda para aprovechar su buena pegada con la diestra. Además el joven francés potenciará aún más la que está siendo una de las bazas del conjunto de Diego Pablo Simeone: el juego aéreo. El natural de Ollioules será una de las referencias a balón parado y un peligro para las defensas rivales que tendrán problemas ante tal despliegue físico.

Su corte potencialmente defensivo le hará adaptarse a las mil maravillas al doble pivote que tan bien les está resultado a los colchoneros. Si de algo peca Guilavogui es de no dar nunca un balón por perdido lo que, a veces, acaba en exceso de agresividad, aunque ese es un toro con el que ya ha lidiado el Cholo. Más que un buen futuro se le augura a este chaval que tiene en el Atlético y en Simeone su mejor oportunidad para dar un salto de nivel y confirmar las buenas sensaciones dejadas en Francia.