Inicio Especial Madrid 2020 es pasado. Granada merece su oportunidad

Madrid 2020 es pasado. Granada merece su oportunidad

274
0
Compartir

untitledSi los análisis que se están realizando en los medios de comunicación y las declaraciones de todo tipo sobre la debacle de la candidatura madrileña a la olimpiada de 2020, se hacen sólo a posteriori y no previamente, está claro, que hemos ido a Buenos Aires a ver si “ sonaba la flauta”

Por estos lares somos muy dados a pensar que, el resto del mundo son unos pardillos que no saben de nada y consecuentemente no conocen nuestra realidad. “ Craso error” nos conocen al dedillo, y esto lo dice alguien como yo que he pasado treinta años de mi vida viajando por el mundo y conozco mejor que bien que opinión tienen de nosotros.

Las lamentables imágenes del Sr. Rajoy exponiendo lo que no es, y la Sra. Botella con su inglés de barrio, es una muestra palpable de por dónde estamos y qué caminos elegimos para ciertas cosas.Supongo que a Madrid al igual que le ocurrió a Sevilla, se le han acabado las oportunidades.

A mi como español, andaluz y sevillano, me hubiese gustado haber visto en su momento el mismo apoyo institucional para la candidatura sevillana, aún recuerdo la  “ soledad” de Soledad Becerril presentando la candidatura de Sevilla, pero es que… aquí todos no somos iguales, hay infinidad de hechos que lo demuestran.

Barcelona, como siempre, ya ha anunciado su candidatura a los juegos de invierno, le ha faltado tiempo. Y pregunto yo, ¿si no podemos con los de verano porqué si con los de invierno? pero, aparquemos esta cuestión, que no es baladí por cierto. En vista de que los catalanes ya tuvieron los suyos ¿ Porque no presentar la candidatura de Granada, ciudad universal que también merece su oportunidad?

Con esto conseguiríamos dos cosas; la primera, promocionar una ciudad llena de encantos , atractivos turísticos y mundialmente conocida y la segunda evitaríamos con ello que el dinero  se fuese siempre para los mismos sitios, Madrid y Barcelona, pues los demás algún derecho tenemos.

Digo yo…