Inicio 1ª División Cristiano vuelve a machacar

Cristiano vuelve a machacar

208
0
Compartir

Isco y CristianoEl Real Madrid impone su pegada y golea por 4-1 a un Getafe peleón. Con las miradas y las ilusiones puestas en el debut de Gareth Bale pronto todo se fue al traste, el galés tuvo molestias en el calentamiento inicial y no entró en el once titular. En su lugar apareció el dueño de la magia y las esperanzas madridistas, un fichaje del que se esperaba mucho pero no tanto, Isco Alarcón.

Con el Bernabéu lleno a reventar el partido fue lo más parecido a lo vivido en Estambul el pasado martes. Una primera parte muy pobre de los blancos y una segunda parte convertidos en una apisonadora que no dejo opción al Getafe. Los de Luís García salieron con ganas de llevarse el partido y su capacidad defensiva dejó en jaque al Real Madrid.

El Getafe empezó muy pronto dando la sorpresa marcando en el minuto 4, un gol bajo la polémica ya que medio Real Madrid se quedó protestando una posible falta a Cristiano Ronaldo, factor que aprovecho Lafita para marcar el primero del partido. Una jugada que calentó los ánimos de la afición local. Illarramendi aceptó los galones del que dirige el juego y empezó a gustar al Bernabéu. Dirigió, mandó y tuvo criterio sobre el terreno de juego. Hacia el minuto 18 una falta lanzada por Di María llegó a las botas de Cristiano que tiró a puerta, Moya pudo blocar pero ahí estaba Pepe para empujarla al fondo de la portería.

El juego era del Madrid aunque sin objetivo, los madridistas no conseguían fabricar una jugada clara de gol. El segundo gol llegó tras una mano de Míchel al lanzamiento de una falta por lo que Fernández Borbalán decretó penalti, algo que no desaprovecho Cristiano Ronaldo.

La segunda parte transcurrió bajo una tormenta con el nombre de Real Madrid, el Getafe no era el mismo de la primera mitad y se notó. Isco cogió la barita mágica y volvió a despuntar con otro golazo, derechazo imposible para el meta del Getafe. El Bernabéu volvió a rendir homenaje a su reciente fichaje coreando su nombre una vez más, algo a lo que se está acostumbrando el malagueño en cada partido en casa.

La cruz de la moneda fue Benzema, no fue el mejor partido del francés. Las ocasiones se le sucedían pero el delantero madridista no conseguía materializarlo en gol. El Bernabéu le dedicó pitos y Arbeloa ejerció de capitán animando a que aplaudieran al francés. Dicho y hecho, Benzema fue sustituido y el público le aplaudió intentando animar al jugador.

El momento cumbre de la noche llegó cuando muchos aficionados estaban abandonado el estadio, fue en el minuto 94 en el que Cristiano marcaba el cuarto gol de taconazo exquisito. Una obra de arte a la altura de unos pocos. Cristiano superó los 207 goles de Hugo Sánchez y el Real Madrid ya piensa en el próximo partido ante el Elche este miércoles. Al Getafe le toca levantarse frente al Celta.