Inicio Atlético de Madrid Al derbi con pleno

Al derbi con pleno

377
0
Compartir
Qué.es
Qué.es

El Atlético de Madrid, de la mano de Diego Costa, ha conseguido imponerse a Osasuna por dos tantos a uno y llega de esta forma al Bernabéu con pleno de victorias a su favor. Los dos tantos del ariete brasileño le valen al Atlético tres puntos en el que fue un encuentro gris, sin el nivel acostumbrado. Osasuna se metía en partido gracias a un gol de Riera que finalmente no servía para nada.

El partido comenzaba trabado en el centro del campo pero, viendo los últimos partidos de los del Cholo, no fue raro ver cómo los rojiblancos iban desatascando poco a poco la situación y acercándose a la portería de Andrés Fernández. Ganaban metros en profundidad los colchoneros y ya se oía en la grada ese run run que precede a los goles y que en tan pocas ocasiones se equivoca. Esta no sería una esas. Corría el 18´ cuando Arda la dejaba en la derecha para que Juanfran llegase in extremis y la pusiese rasa al corazón del área. Baptistao se hacía el loco dejándola pasar y su compatriota Costa la ponía de forma sutil con el interior pegada al palo izquierdo de la portería rojilla.

Olían a sangre los colchoneros y no querían dejar escapar tan buena ocasión. Seguían buscando balones por las bandas, sobre todo por la derecha, que acababan en centros con mayor o menor fortuna. De uno de ellos llegaría el segundo. Koke, que últimamente parece tener un guante en su pierna derecha, era el encargado de asistir esta vez a Costa que cambiaba el balón de palo con un magnánimo testarazo poniendo el segundo tanto en su cuenta particular como colectiva.

El partido volvería a trabarse en el centro del campo con el intento de reacción de Osasuna. El Atlético se replegaba y buscaba sentenciar a la contra, pero ocurrió justo lo contrario. Falta regalada por el árbitro a media distancia que aprovechaba Oriol Riera para meter a los rojillos en el partido a falta de tres minutos para que terminara el primer acto.

Con la reanudación el juego se volvió un vendaval rojiblanco. Costa dispuso de un mano a mano nada más empezar. Baptistao también tendría la suya y Arda se quedaría solo ante Andres Fernández hasta en dos ocasiones. Mientras los de Javi Gracia aguantaban el chaparrón buscando tener opciones en el último tramo del partido y jugársela a lo que saliera. La primera parte del plan se cumplió porque los de Simeone se atascaron en ataque y disminuyeron las ocasiones claras, pero estas ocasiones tampoco llegarían para el conjunto navarro. Lo intentaron con contragolpes que morían en la contundencia de la zaga local.

Ya con el partido en su ocaso la afición del Manzanares cantaba avisando a sus vecinos de que volvían a verse las caras y de que mucho había cambiado la historia desde la última vez que lo hicieron. Ni arreón final tuvo este insípido encuentro que hunde a unos en la zona baja de la tabla y sirve a otros de reafirmación de un magnífico estado de forma.