Inicio Opinión Jesús Sánchez La selección española de hockey patines agranda su leyenda

La selección española de hockey patines agranda su leyenda

519
0
Compartir

pedro gil mvpEl hockey patines masculino español lo ha vuelto a hacer. La selección española más laureada de la historia sigue aumentando su envidiable palmarés. España, afrontaba en el Campeonato del Mundo de Angola un doble reto. Lograr el quinto mundial consecutivo y a su vez desempatar la igualdad en números de Mundiales ganados con Portugal, ambos combinados con 15 antes de esta edición. Y de nuevo, no fallaron. Liderados por Carlos Feriche en el banquillo y por Pedro Gil como líder y capitán, España ha escrito una página de oro más a su brillante historia con la victoria ajustada en la gran final ante Argentina (4-3).

No fue fácil. España había superado en primera fase a Suiza (9-1), Austria (11-0) y Brasil (5-3). En cuartos a Francia (5-3) y en semis a Chile (7-0). En la gran final, un viejo conocido. El último obstáculo, Argentina rival de las últimas tres finales entre ambos equipos. España comenzó como un obús. Apenas transcurridos tres minutos, Jordi Adroher abría el marcador con un precioso reverso. Sin tiempo para encajar el tanto, Jordi Bargalló, que siempre aparece en las grandes cita, hizo el segundo con un certero disparo en un contragolpe bien llevado por España. Argentina, noqueada, se estrelló una y otra vez ante la muralla de Sergi Fernández en la primera mitad. Los pupilos de Feriche pudieron aumentar la renta pero el guardameta argentino, Grimalt también se empleó a fondo. Se llegó al descanso con un 2-0 esperanzador.

Al inicio de la segunda mitad, el conjunto español se encontró con una innecesaria tarjeta azul del propio Grimalt. Marc Gual, clave todo el campeonato, no falló e hizo el tercero. A falta de 15 minutos, el Mundial parecía sentenciado. Pero nada más lejos. Los argentinos con el veteranísimo Carlos López a la cabeza, transformó el partido en un correcalles. Subieron la intensidad y el ritmo y sólo tres minutos más tarde del gol español, Nicolía recortó diferencias. España, a la contra, pudo tranquilizar la contienda pero el portero suplente se erigió en un gigante. Sergi Fernández, vital con sus paradas, evitó el gol albiceleste en múltiples ocasiones, una falta directa entre ellas. Pero en dos ráfagas, Argentina metió el miedo en el cuerpo. Matías Platero, primero con un disparo muy lejano y luego a bocajarro, empató el partido a dos minutos y medio del final. Entonces, apareció la experiencia española. De golpe y porrazo, surgieron los galones de España en el hockey patines mundial, personificados en Pedro Gil. El gran capitán, tras sacar de centro, fintó, se escoró y lanzó la bola a la misma escuadra. Golazo. Explosión de júbilo y España de nuevo por delante.

Durante los últimos dos minutos, España se defendió con uñas y dientes y Argentina no consiguió marcar. Con el pitido final, vino la celebración en el Luanda Arena y el pasaporte a la historia del hockey patines y el deporte español. 58 victorias seguidas y 61 encuentros consecutivos sin perder en competición oficial. Sergi Fernández mejor portero y Pedro Gil, MVP. Y lo más importante, objetivo conseguido y la leyenda engrandecida aún más: 16º título mundial que nos alza como la mejor selección de este deporte y quinta edición consecutiva para nuestra selección, algo que nunca ningún combinado había logrado.

Ficha técnica:
España 4: Sergi Fernández, Gil, Adroher, Gual y Bargalló –cinco inicial- Selva, Pérez, Torner
Argentina 3: Grimailt Matías Pascual, Emanuel, Nicolia, Ábalos –cinco inicial- Carlos López, Platero, Darío Giménez
Goles: 1-0 Adroher (3’). 2-0 Bargalló (10’). 3-0 Guall (24’). 3-1 Nicolía (27’). 3-2 Platero (36’). 3-3 Platero (37’). 4-3 Pedro Gil (38’).