Inicio 1ª División El Betis vence sin brillo al Villarreal

El Betis vence sin brillo al Villarreal

344
0
Compartir

Fernando Alcalá-Zamora. Sevilla

betisNosa Igiebor dio los tres puntos al Real Betis en el Benito Villamarín frente a un Villarreal que había comenzado pletórico el curso liguero. Marcelino presentó un once inicial con hasta seis cambios y no pudo evitar repetir las buenas sensaciones mostradas hasta ahora, gracias en parte al trabajo de un Betis sólido pero no brillante.

Necesitaba el conjunto de Pepe Mel volver a sumar de tres en tres para salir de la parte conflictiva de la tabla y su equipo lo consiguió con más solvencia que calidad. El carrusel de jornadas seguidas disputadas en la Liga ha deparado un empate, una derrota y una victoria que le vale a los béticos para alzarse hasta la zona media en la clasificación. El Betis salió con Didac Vilá ocupando la posición de Nacho en el lateral y con Lolo Reyes y Matilla como pareja de pivotes en el centro del campo. Arriba, Nosa cayó esta vez a la banda izquierda dejando el carril central a Verdú; Jorge Molina y Vadillo completaron las posiciones ofensivas en la punta y costado respectivamente.

El encuentro no fue brillante en ningún tramo por parte de locales o visitantes, por lo que ambos equipos se resguardaron de las armas del rival intentando salvar la contienda sin estridencias. Hubo intercambio de golpes en una y otra portería que tanto Guille Sara como Asenjo supieron resolver y sólo tras un despeje defectuoso del guardameta visitante se movió el marcador.

Fue pasada la media hora de partido, cuando tras disparos de Vadillo y Verdú el esférico cayó manso en el corazón del área. El nigeriano Nosa, que firmó una gran actuación individual, entró confiado entre los centrales amarillos y empujó el balón a la red para adelantar al Betis. Tras el gol el guión no cambió y la igualdad de fuerzas se mantuvo como la tónica dominante que acabaría definiendo el encuentro al completo. Poco dominio, pausas constantes y escasa sensación de peligro. Una noche más Jorge Molina volvió a estar disperso en su labor ofensiva como referencia, pero la ventaja en el luminoso redujo su impacto por suerte para los verdiblancos.

El partido murió sin que Villarreal o Betis mereciesen más de lo que hasta ese momento tenían y así pareció creerlo también Verdú tras fallar en el tramo final un mano a mano que habría supuesto el 2-0 y la sentencia final. El partido ni dio para más y los visitantes capitularon ante un Betis que respira y ya piensa en la Europa League.