Inicio Real Betis Kantrida ahoga al Betis

Kantrida ahoga al Betis

216
0
Compartir

Fernando Alcalá-Zamora

betis(1)HNK Rijeka y Real Betis empataron a uno en Croacia en la segunda jornada de la liguilla de la UEFA Europa League. Benko adelantó al equipo local con un remate acrobático y Cedrick empató la contienda tan sólo cuatro minutos después con un disparo ajustado desde la corona del área contraria.

Las tribunas laterales del Stadion Kantrida de la ciudad croata de Rijeka tienen imposible aumentar su aforo por mucho que el equipo local lo intente. La que queda situada al norte suma localidades sentadas hasta donde una abrupta pared de piedra se eleva como un acantilado. El graderío sur, justo enfrente, permite contemplar la confluencia de las corrientes de los mares Mediterráneo y Adriático a escasos metros de distancia. Entre la piedra y el mar queda el espacio justo para disputar partidos de fútbol en un rectángulo de césped. En esa franja de verde se dejó el Betis otros dos puntos de la Europa League, inoperante quizás por la extraña sensación de claustrofobia a cielo abierto.

Pepe Mel rotó a sus jugadores en parte por necesidad y en parte por obligación, y el despliegue verdiblanco no pudo cumplir con las expectativas marcadas a pesar de la superioridad técnica del conjunto. Andersen, Figueras, Perquis, Didàc Vilá y Steinhofer fueron los elegidos para salvaguardar el arco visitante, mientras por delante el centro del campo quedó encomendado a la pareja Xavi Torres – Lolo Reyes. El timón bético correspondió en esta ocasión al brillante Salva Sevilla, y de igual modo le quedaron asignadas las labores de distribución para asistir a Juanfran, Cedrick y Braian Rodríguez.

La primera mitad del encuentro cumplió el guión previsto y el Betis tomó las riendas del juego para intentar descomponer la laboriosa y ordenada defensa que el equipo croata desplegó. Sólo entre el minuto 10 y el 14 reinó el descontrol, y el marcador se movió en dos ocasiones para volver después de nuevo a la línea argumental prevista. Golpeó primero el Rijeka de forma magistral tras un centro lateral cargado de intención que el peligroso Benko remató a la red en una media volea. Los verdiblancos aceptaron el reto y a los cuatro minutos, cuando la afición local aún no había terminado de celebrar la bella factura del gol inicial, Cedrick cazó un balón en la frontal del área grande. El congoleño, todo descaro, no dudó en disparar con potencia y precisión. El esférico rozó la escuadra y entró centelleante, dejando inservible la estirada del guardameta local.

betis(2)Hasta el descanso el Betis mantuvo la compostura, pero con el paso de los minutos el Rijeka robó la batuta a los de Pepe Mel. No se debió a calidad sino a fe. Los croatas se acabaron creyendo la posibilidad de disputar el partido de igual a igual al equipo hispalense y lo consiguieron. Sólo la entrada al campo de Nosa y Verdú cortó el vendaval local, pero su impulso no fue suficiente para insuflar clarividencia a la delantera.

Corrió el tiempo y al Betis las barreras de piedra y agua situadas a los lados de la acción acabaron por aparecérsele de cara, haciendo imposible la consecución del ansiado 1-2. La entrada apresurada de Jorge Molina en el minuto 85 tampoco sirvió, por lo que el Betis sumó

su segundo empate tras el conseguido ante el Lyon. Por su parte los locales hicieron valer el factor campo de su extravagante fortín mediterráneo para conseguir el primer punto y mantener vivas sus remotas esperanzas europeas.