Inicio 1ª División Cristiano y Morata salvan al Madrid del caos

Cristiano y Morata salvan al Madrid del caos

318
0
Compartir

CristianoEl Real Madrid venció in extremis al Levante con un gol de Cristiano que puso el 2-3 en el último minuto.  Cristiano siempre aparece y hoy es uno de esos partidos en los que se le necesita más que nunca. El Madrid pasó del desastre absoluto a salvarse en solo 4 minutos. Unos minutos en los que Morata volvió a dar razones para ser titular y donde Cristiano se negó a tirar más puntos marcando el gol de la victoria. Por el contrario el Levante de verse con los 3 puntos en el bolsillo a acabar llorando de la rabia, sin duda un gran trabajo el de los hombres de Caparros que no vieron recompensado su trabajo.

Morata fue de nuevo uno de los salvadores en el Ciudad de Valencia, lo hizo el año pasado marcando el gol de la victoria y lo ha hecho este año marcando el empate cuando todo parecía perdido, esa raza y ese espíritu de no rendirse nunca que la afición le pide a Benzema. Tras este partido se agranda aún más el número de aficionados que prefieren al canterano antes que al francés.

La primera parte fue un intento de dominio del Madrid, pero cuando juegas a algo que no sabes lo que es pasa lo de siempre, mueves el balón de un lado a otro buscando quizás alguna genialidad o un error del contrario para marcar el primer gol. El gol podía haber llegado si el árbitro hubiese pitado la mano de Héctor Rodas  o tras un disparo de Modric que también pudo ser mano.  El Levante ejerció a la perfección su intención de parar al Madrid, esperándolos atrás y saliendo a la contra. Un estilo de juego que despliegan casi todos los equipos contra los blancos, el Madrid se muestra sin ideas cuando el rival se encierra atrás.

real madridLa segunda parte fue una muestra total de motivación por parte del Levante, creyeron que podían ganar y así actuaron. Babá se encargó de hacer realidad el sueño de la afición levantinista con un gol a los 12 minutos de reanudarse el partido. Un contragolpe de libro, de esos que firmaba el Madrid de antes. Juego vertical y rápido que deshizo al Madrid. Xumetra la puso y Babá culminó. El Madrid no tardó en reaccionar y a los 4 minutos Ramos ponía el empate con un gol al lanzamiento de un córner. El empate estaba servido en el marcador pero el Levante se mostraba superior al Real Madrid en casi todos los aspectos del juego, solo mostraban un poco de debilidad en la defensa.

Lejos de darse por vencidos el equipo local siguió ahogando al Madrid y haciendo más ostensible el mal juego de los hombres de Ancelotti. Un equipo sin ideas que busca los goles a balón parado o mediante centros pero que la entrada en el campo de Jesé, Morata y Marcelo dieron otro aspecto al Madrid. El final del partido fue de infarto con final feliz para unos y desastre para otros. A solo 4 minutos para el final El Zhar desataba la locura en el Ciudad de Valencia marcando el gol que todos pensaban que supondría la victoria. Todos excepto Morata que quiso repetir las sensaciones del año pasado, el canterano  marcó tras una buena jugada entre él y otro canterano, Jesé.

Era el minuto 90 y no habría tiempo para más si el equipo que tienes delante se llama Real Madrid. El de siempre, ese que a pesar de ser el mejor pagado del mundo y tener un palmarés envidiable juega con las ganas de un debutante. Cristiano tiró de orgullo y marcó un gol en el 94 cuya única celebración puede ser de rabia, una rabia que le hizo quitarse la camisa por haber dado la victoria a su equipo en un momento agónico.

El Madrid volvió a tirar de casta y orgullo para sacar el partido adelante. Una victoria que no tapa el mal juego de los blancos y que si no llega a ser por Cristiano y Morata la situación a estas alturas de temporada sería muy preocupante.