Inicio Opinión Michu y los sueños cumplidos

Michu y los sueños cumplidos

426
0
Compartir

MichuParecía que nunca iba a llegar su momento pero llegó. Los planetas del Sistema Solar de Del Bosque se alinearon por fin y Miguel Pérez Cuesta  “Michu” tendrá una oportunidad con la roja. Tal vez mucha gente pueda pensar que esta convocatoria es residual, que Soldado y Llorente acabarán arrancando, que Villa se recuperará y que el hueco, que hoy rellena el ovetense, será finalmente ocupado por otro delantero de más cártel. No lo sabremos hasta próximas convocatorias pero una cosa es cierta, Michu no va a vender barato su sueño.

«Es muy complicado, están los mejores jugadores del mundo. Han ganado todo, y es difícil entrar en ese grupo. También es un sueño que tengo y ojalá algún día se cumpla« afirmaba allá por 2012 el delantero asturiano.

Michu llegó sin hacer ruido a un Swansea que haría historia, cayó de pie. 18 goles, quinto máximo goleador, en 37 partidos fueron los registros con los que colaboró activamente en una temporada espectacular que el equipo galés culminó con la clasificación para la Europa League y la conquista de la Copa de la Liga donde Michu sería protagonista al marcar en la final.

Humilde y  trabajador, así se define él, advirtió que tras pasar varios años en Vigo, sin pena ni gloria, necesitaba cambiar. Llegó a Vallecas, Sandoval lo colocó más cerca del área y , 15 goles después, fue puesto en venta por tan solo dos millones de euros, los mismos que ningún club español quiso – o pudo – pagar.  Laudrup lo agradece.

Ahora que Del Bosque parece estar dispuesto a utilizar con asiduidad un sistema cuya punta de lanza sea el famoso “falso nueve” se antoja posible la continuidad de Michu en esta selección que va camino de Brasil 2014. Cesc Fábregas será, a priori, el titular de esa plaza en el ataque del seleccionador salmantino pero Michu ofrece una alternativa, con más llegada, al jugador del Barcelona. Aumentar la competitividad siempre es bueno.

Está claro que lo difícil no es llegar sino mantenerse y que hay que contar con los Negredo, Soldado, Torres, Villa… que tantas alegrías nos han dado pero no me atrevería a descartar para Brasil a un Michu que, pese a no haber formado parte de ninguna de las selecciones inferiores de la roja, fijó llegar a la absoluta como su sueño.