Inicio Portada España gana lentamente

España gana lentamente

265
0
Compartir

valdésEspaña 2 – Bielorusia 1. La Selección de España está virtualmente clasificada para el mundial de Brasil. La rúbrica será en Albacete. Parece un homenaje a Inista que, con su gol, selló el triunfo del combinado español en Sudáfrica.  El verano que viene toca reválida.

Lo de Mallorca con Bielorusia fue muy aburrido, salvo en los cinco últimos minutos en los que España casi pide la hora. Espejismos del fútbol. El partido fue un monólogo de los hombres de Del Bosque que, como en otras ocasiones, anduvieron parsimoniosos frente a un equipo que defendía con diez y el portero. Desesperante, a veces, ver a España tocar y tocar buscando la gatera en el portón rival. Durante toda la primera parte no hubo forma. Ni por los costados, ni por el centro ni buscando dentro al debutante Michu, que lo intentaba siempre al borde del fuera de juego. Empate a cero en el descanso.

La segunda mitad empezó con las mismas sensaciones. Los minutos pasaban y ni la inclusión de Iniesta ni la leve aceleración del juego español eran suficientes para abrir el muro vistante. No había desesperación pero si empezaban a removerse los españoles en el banquillo. Algo no iba. Sin embargo no llegó la sangre al rio. Una jugada de imprecisiones en el área de Bielorusia terminó resuelta, casi desde el punto depenalti, por Xavi. Llegó el gol y el alivio. Poco después, en la mejor jugada del partido, Xavi orienta de un precioso taconazo para Ramos. Sergio sincroniza los movimientos y el centro con Negredo, que había sustituido a Michu, para que el exsevillista se lanzara en plancha e hiciera la conexión perfecta: el gol. Negredo se tapó un ojo, miró al cielo y llevó su tanto al lugar donde debe estar María de Villota. No podía haber gesto más bello para culminar una extraordinaria jugada.

Todo parecía sentenciado pero a dos minutos del final,en un error defesivo, Kornilenko, batía al meta español. Entonces dio la impresión que, con alguna otra frivolidad, España podría sufrir por el resultado.Hay tonterias que se pagan. No hubo caso. Se llegó al final sin más sustos. España casi en Brasil. Lo esperado. Lo único inesperado y que, por lo visto supo a cuerno de luna para algunos, fue la titularidad de Valdés. Del Bosque no se deja coger el paso. Le alabo el gusto.