Inicio 1ª División El Betis se emborrona ante un Elche con diez

El Betis se emborrona ante un Elche con diez

250
0
Compartir

betisEl Real Betis cayó por segunda jornada consecutiva en la Liga BBVA (1-2) ante el Elche CF. Los visitantes se adelantaron gracias a los goles de Manu del Moral y Fidel Chaves, y la distancia fue suficiente para aguantar toda la segunda mitad con diez hombres. Jorge Molina recortó distancias antes del descanso pero los de Pepe Mel se atascaron en ataque ante la solidez defensiva del conjunto ilicitano.

El Betis saltó al Benito Villamarín con la misma partitura que el equipo interpretó en Getafe, pero los 30.000 béticos que presenciaron el encuentro ante el Elche gritaron más, mucho más, de lo que lo hizo la escueta parroquia local azulona hace quince días.

Los pitos llegaron a su culmen en el minuto 33, cuando Fidel Chaves mandó a la red un balón sin aparente peligro a raíz de un ataque desgarbado de los visitantes. Dos minutos antes, el ex sevillista Manu del Moral había adelantado al Elche tras un error en la marca de los centrales Paulao y Amaya.

Los dos goles del conjunto de Fran Escribá remataron la nefasta primera media hora que los verdiblancos ofrecieron. Para la afición que acudió al barrio de Heliópolis, esos primeros minutos fueron suficientes después del esperpento ofrecido en Getafe. Al Betis no le quedó más remedio que atacar.

Atacar por necesidad y obligación más que por convicción. De esa forma llegó el gol de Jorge Molina antes del descanso para apaciguar en lo posible los ánimos. A balón parado, y en fuera de juego, el gol volvió a meter a los locales en el partido, pero sólo de forma virtual.

Tras la reanudación el Betis dispuso de las mejores ocasiones con combinaciones fluidas y rápidas, pero el espejismo aguantó hasta el minuto 70. El Elche, con diez desde el minuto 46, retrasó líneas y se replegó por delante de la frontal del área. Desde ahí erigió su particular maraña defensiva y cortocircuitó las ideas ofensivas verdiblancas.

Con el paso de los minutos el reloj avanzó demasiado rápido y el equipo de Mel se partió en dos, haciendo imposible la tarea de construir jugadas con sentido y peligro. Las ocasiones y el partido murieron en la línea de fondo y en las manos del guardameta Manu Herrera.

Todos los balones acabaron allí y el Betis dejó escapar una vez más los puntos en juego. El equipo sigue sin recuperar las constantes que le auparon el año pasado hasta la Europa League, y en el partido europeo del próximo jueves ante el Vitória Guimaraes volverán a tener la oportunidad de reencontrarse a sí mismos. Tras nueve jornadas de liga disputadas, la espera empieza a ser demasiado larga.