Inicio 1ª División Slovan Liberec 1-1 Sevilla FC. Un punto que mantiene el liderato

Slovan Liberec 1-1 Sevilla FC. Un punto que mantiene el liderato

329
0
Compartir

Sevilla(1)Fran Ortiz. El empuje de los sevillistas, que fue más con el corazón que con la cabeza, tuvo su premio en los minutos finales del partido a través del gol de Víctor Machín. Si el pasado fin de semana se quedaba amargo el sabor de boca de los hispalenses por el empate del Valladolid en el tramo final del partido liguero, el punto conseguido por los nervionenses en esta noche de Europa League sabe a victoria, ya que le permite mantener el liderato del grupo.

 El Sevilla FC comenzó el partido con la idea clara de salir presionar lo más arriba posible al equipo checo. Ello provocaba que el rival no pudiera sacar con comodidad el balón desde atrás, obligándolo al pelotazo. El problema empezaba aquí, puesto que los de Emery dominaban el partido, pero no conseguían concretar sus posesiones en ocasiones de gol.

 La apuesta de Emery, casi por necesidad, de colocar a dos mediocentros de contención restaba al equipo sevillista esa creatividad que enlazara el inicio de la jugada con los tres cuartos de campo. No es nada nuevo decir que este equipo sufre muchísimo con la ausencia de Rakitic, ya sea de mediocentro puro o más por delante. Sin el croata los defensores hispalenses abusan del pase en vertical sin un destino definido, algo que casi lleva de forma obligada la pérdida de balón.

Tan solo un incisivo Rabello, que volvía al once titular con ganas, aunque iría desapareciendo del partido con el paso de los minutos, fue el hombre más destacado en los minutos iniciales del partido. El Sevilla también agradecía el trabajo de un constante Coke, que subía continuamente por la banda para incorporarse al ataque.

Por si fuera poco, el partido se complicaba aún más en el minuto 19, cuando en la primera llegada del equipo rival, el conjunto checo se ponía por delante en el marcador mediante un excelente pase de Rybalka a Rabusic, que de disparo cruzado batió a Javi Varas. Los centrales del Sevilla no se entendieron y Cala no pudo dejar en fuera de juego al atacante del conjunto checo.

A partir de ahí, el encuentro tomó una única dirección en la que el Sevilla seguía dominando, pero sin poder conseguir crear peligro en el área de Kovar. Tanto Gameiro como Reyes no pudieron aprovechar sendas ocasiones que lograran que su equipo empatara el partido y que le dieran otra visión de cara a una segunda mitad de encuentro más relajada para los futbolistas de Emery.

Los checos se estiraban a la contra muy de vez en cuando, pero lógicamente siempre con ese peligro de anotar el gol que rompiera definitivamente el partido a su favor. Ejemplo de ello fue la carrera que se pegó Reyes desde el área rival hasta la propia para lanzarse al suelo y evitar que un jugador checo tuviera la ocasión de medirse mano a mano con Javi Varas.

Ya en el segundo tiempo, el Slovan seguía siendo el equipo que llevaba más peligro al área de Javi Varas. Además, la defensa sevillista no ayudaba, puesto que dos errores en la salida de balón a cargo de Nico Pareja permitieron al conjunto local disponer de algunas oportunidades con las que estuvieron a punto de sentenciar el choque.

Unai Emery intentó cambiar la dinámica ofensiva de su equipo y a los 10 minutos de la segunda parte dio entrada al terreno de juego a Víctor Machín y Bacca por Rabello y Reyes, respectivamente. Pero no fueron los hombres de refresco los que se echaron a la espalda el equipo, sino que fue el argentino Perotti quien, a pesar de su cansancio, pidió una y otra vez el balón para hacer transiciones de la defensa al ataque.

Faltando un cuarto de hora, el equipo checo sufrió de su propia medicina, ya que Gameiro condujo un contragolpe para darle un balón en largo a Bacca y el colombiano fue derribado en la frontal del área por Kovar, que lógicamente fue expulsado dejando a su equipo con un jugador menos, tras arrebatarle al punta sudamericano la ocasión de empatar el partido.

Las ocasiones se repetirían en este último tramo de partido para el equipo sevillista, que veía como el nerviosismo del guardameta local Hrosso, recién entrado en el campo sin calentamiento, transmitía malas sensaciones a su defensa. Finalmente, en una de ellas, un gran pase de Gameiro habilitó a Vitolo para que el canario batiera por bajo a Hrosso, poniendo el empate en el electrónico. Con este resultado obtenido en los últimos lances del encuentro acabó el partido, dejando un sabor agridulce al conjunto sevillista.

Sin embargo, el empate en tierras checas hace que el Sevilla mantenga el liderato del grupo H en el ecuador de esta fase de la Europa League. De esta forma, después del empate entre el Estoril y el Friburgo, los de Unai Emery se colocan con 7 puntos, a dos de su rival de hoy, a cinco del Friburgo y a seis del Estoril, el colista de este grupo.

El 7 de noviembre el Sevilla FC medirá de nuevo sus fuerzas con el equipo checo, pero esta vez en el Ramón Sánchez Pizjuán, en el que tendrá la oportunidad de confirmar su buena fase de grupos con una victoria que le asegure virtualmente su presencia en la siguiente ronda. Hasta ese día, el Sevilla tendrá que aparcar la competición europea y volver al campeonato doméstico enfrentándose al Osasuna este próximo domingo a las 12 de la mañana.

Sevilla FC: Javi Varas; Coke, Cala, Pareja, F. Navarro (Alberto Moreno, min. 73); Cristóforo, Iborra, Reyes (Bacca, min.55), Rabello (Vitolo, min. 55), Perotti; Gameiro

Slovan Liberec: Kovar; Kusnir, Kovac, Kelic, Fleisman; Husek (Kalitvintsev, min. 63 (Kolar, min. 90), Rybalka, Pavelka, Rabusic, Sural; Delarge (Hrosso, min. 79)