Inicio 1ª División Kiko Casilla niega el premio a un Málaga que exhibe mejoría (0-0)

Kiko Casilla niega el premio a un Málaga que exhibe mejoría (0-0)

273
0
Compartir

EFE Willy CaballeroEmpate a cero en Cornellá – El Prat entre Espanyol y Málaga que, si bien mostraron que andan escasos de juego, demostraron también que tienen a dos colosos bajo palos. Tanto Willy Caballero como Kiko Casilla evitaron que el marcador se moviese firmando fantásticas actuaciones en un partido que, por méritos deportivos tal vez debió caer del lado malacitano.

Anunció cambios Bernd Schuster tras la debacle del sábado y se presentó en Barcelona  dándole la titularidad al joven Fabrice, recuperando para el centro del campo a Sergi Darder, el mejor del partido, e incluyendo, en detrimento de Duda, a Eliseu por banda y, aunque el equipo sigue estando falto de creatividad, mejoró la puesta en escena. Aguirre dejó finalmente fuera de la convocatoria a Javi López al no estar recuperado y confió en Córdoba para la punta del ataque perico. Era la principal novedad del conjunto del mexicano.

Poco fútbol el que se pudo ver en el feudo del Espanyol durante la primera mitad. Tuvieron que pasar 38 minutos para que realmente pasara algo en el partido. Roque Santa Cruz estrellaba el balón en el larguero culminando una gran jugada de Antunes, seguidamente fue el Espanyol el que pudo adelantarse. Contra peligrosísima que dejó a Sergio García frente a Willy Caballero pero la excesiva lentitud con la que el catalán actuó permitió a Darder arrebatarle el balón instantes antes de impactar con el esférico. Un minuto después Gámez salvaría bajo palos un cabezazo picado de John Córdoba. Y nuevamente el Málaga se toparía con el palo. Eliseu recibió dentro del área y fusiló frente a Kiko Casilla que toca y con ayuda del palo salva el gol malaguista. Corría el minuto 45 y con una jugada embarullada en los dominios de Willy en la que Héctor Moreno casi marca acabaría la primera mitad.

En la segunda el Málaga tomó el mando del partido. Aguirre retiró a Córdoba y Pizzi, dio paso a Stuani y Lanzarote, el partido perdió de nuevo ritmo. Los de Schuster se hicieron con la posesión y fueron creciendo minuto a minuto solo inquietados por tímidas contras españolistas solventadas por el meta Willy Caballero. Darder creció en lo ofensivo y con él un Málaga que empezaba a merecer más. Pero Kiko Casilla se enfundo la capa de superhéroe para salvar a los pericos del empuje boquerón. Ya en el 66 sacó con el pie un disparo envenenado por el toque de un defensa que el propio Darder se encargó de chutar. Acto seguido sería Antunes el que probara suerte pero Casilla era un muro.

Thievy, recién entrado al campo, mordía para el Espanyol en una de las pocas ocasiones de las que gozaría el conjunto local allá por el 75 pero Antunes, muy activo, taponó su disparo. Schuster sacaría sorprendentemente del partido a Portillo, su puesto lo ocuparía Bobley Anderson, más tarde haría debutar esta temporada a Juanmi. De poco serviría ya que el envite estaba destinado a acabar con ausencia de movimiento en el marcador. Willy salvaría a los suyos con una maravillosa parada con el pie a Sergio García que recibió un preciso balón desde la banda de Fuentes. Casilla replicaría en el 89 haciendo lo propio por su escuadra a chut de Bobley para que finalmente firmar tablas.

Reparto de puntos que mantiene el Málaga en puestos peligrosos separado por tan solo dos puntos del descenso que marca el Betis, su próximo rival. El Espanyol por su parte evita descolgarse aún más de los puestos de acceso a la Europa League.