Inicio 1ª División El Real Madrid arrolla al Sevilla

El Real Madrid arrolla al Sevilla

351
0
Compartir

El Real Madrid se ha impuesto por 7-3 al Sevilla. Partido de locura en el Santiago Bernabéu donde apenas daba tiempo a digerir un gol cuando llegaba el siguiente. Los partidos posteriores al clásico siempre son difíciles y más si lastras una derrota del campo del eterno rival. Los caminos eran dos; o seguir la línea de mejora de juego que llevaba el equipo antes o que el clásico hubiese pasado factura y volvieran al mal juego y las dudas del principio.  El Madrid eligió la primera opción y fue una apisonadora de principio a fin aunque con algunas lagunas defensivas. El partido dejó muchos nombres propios, como la gran primera parte de Bale con sus dos goles, el hat-trick de Cristiano o el resurgir de Benzema con otros dos tantos.

El Bernabéu estaba deseando pronunciarse por la metedura de pata de Blatter, lo hicieron y además se demostró que ha servido para unir aún más al Bernabéu con Cristiano Ronaldo el cual fue ovacionado en varios tramos del partido. El luso no faltó a su cita con el gol y lo celebró emulando el saludo militar.

Gareth Bale asedia en la primera parte.

real madridEl partido empezó inmejorable para el Madrid, dominio de la pelota y creando claras ocasiones de gol, como la de Isco a los 3 minutos de juego que tuvo en sus botas el primer gol pero se marchó desviado por muy poco. El Madrid se lo empezó a creer y apareció en escena Gareth Bale, el galés quiso demostrar que está para ser titular en este equipo. En el minuto 13 Benzema daba una asistencia de lujo y que el galés no desaprovechó, armó su pierna izquierda y la puso donde quería, en la escuadra izquierda de Beto.  Pero ahí no terminó su monólogo particular, lo siguió intentando por la banda derecha y a punto estuvo en varias ocasiones de repetir gol con su pierna izquierda.

Tuvo que ser en el minuto 27 cuando Bale obtuvo de nuevo recompensa a tanta insistencia por el gol, fue de falta directa, se decidió a tirarla y con la ayuda de Alberto Moreno se coló dentro de la portería visitante. El Bernabéu se puso en pie y se rindió al nuevo crack madridista. Sin apenas tiempo de saborear el gol, Isco se internaba en el área y era derribado por Navarro y el colegiado decretaba penalti. Un penalti muy protestado por el Sevilla porque la falta pudo ser fuera del área. En cualquier caso el penalti estaba pitado y Cristiano no perdonó. El luso recordando las palabras de Blatter celebrara el gol haciendo el saludo militar, por aquello de que es un comandante.

Cuando todo parecía que a partir de aquí el partido iba a ser cómodo para los madridistas Sergio Ramos derribaba en el área a Jairo provocando penalti. Rakitic fue el encargo de ejecutarlo y poner el 3-1 en el marcador. A los dos minutos el Sevilla se inventaba una jugada por banda izquierda que acabó en los pies de Bacca y puso el 3-2 en el marcador. Un resultado más común de final de partido que de primera parte.

Segunda parte de infarto con un Cristiano y Benzema intratables.

La segunda parte empezó como acabó la primera con más presencia del Sevilla que tuvo el gol en del empate en las botas de Jairo pero sacó sublime Diego López con los pies. Esa jugada la aprovechó el Madrid que montó un contragolpe perfecto y Benzema marcaba con gran maestría.

El Madrid siguió y siguió con su acoso constante al Sevilla y volvió a tener premio en el 60, Cristiano se encontró un rechace dentro del área y la clavó al fondo de las redes de Beto. El Bernabéu se puso en pie para corear una vez más al luso. El partido era una auténtica locura y cuando el madridismo estaba protestando un posible penalti a Bale el Sevilla cabalgó en silencio hacia la portería de Diego López y Rakitic metía un autentico golazo que suponía el 5-3 en el marcador. El único momento de relajación en el campo fue el regreso a los terrenos de juego de Xabi Alonso que se llevó una ovación atronadora de su público. El partido se descontroló en cierta medida para el Madrid que pudo verse sorprendido por Gameiro  pero Diego López sacó una mano impresionante.

CristianoLas ocasiones se sucedían y las cabalgadas del Madrid eran constantes, en otra más Cristiano anotaba su hat-trick. Tras el sexto gol del Madrid el árbitro se sacó de la chistera un penalti a favor del Sevilla que podía haber supuesto el hat-trick de Rakitic, pero la envió por encima del larguero. El partido llegó tal punto de ebullición que Mbia vio la roja por codazo a Modric, los sevillistas se quedaban con uno menos.

La superioridad numérica agravó aún más la dificultad del Sevilla para frenar al Madrid y los blancos siguieron a lo suyo, en el 35 de la segunda parte llegaba el séptimo tanto obra de un cabezazo de Karim Benzema. Los minutos finales fueron de total dominio madridista que siguió intentando ampliar la ventaja en el marcador pero no pudo ser.

El Sevilla pagó los platos rotos del clásico con un autentico partidazo del Real Madrid, tres nombres propios Cristiano, Benzema y Bale fueron los protagonistas del mejor partido de los blancos en lo que va de temporada.