Inicio 1ª División ¿Por dónde respira Leo Messi?

¿Por dónde respira Leo Messi?

1177
0
Compartir

Una aportación al diagnóstico de la crisis del jugador de fútbol Leo Messi, desde la perspectiva del médico estomatólogo Dr. Emilio López Jiménez

efe messi banquilloSon muchos años los que llevo observando a este “fenómeno” de nuestro deporte rey. No sólo por sus habilidades con la pelota, que por supuesto también, sino por otros motivos que desde mi profesión me interesan mucho más. Y me estoy refiriendo a aspectos relacionados con la salud en general y con el rendimiento físico de la alta competición en particular. Observando la constitución física del propio Messi, lo que más llamó mi atención, cuando lo vi por primera vez, fue su nariz. Y más concretamente sus amplias ventanas nasales. Como conocedor profundo de la importancia del uso de la nariz a la hora de respirar, siempre he pensado que al bueno de Leo no le habría de faltar combustible, (oxígeno), para la práctica deportiva de máxima exigencia. Incluso pensaba que iba a gozar de una carrera deportiva intensa y larga, para disfrute de todos. Pero ahora también yo tengo mis dudas. Son numerosos los estudios científicos que hablan de la importancia de respirar por la nariz en lugar de hacerlo por la boca. Entre ellos uno realizado el pasado año por nuestro grupo de investigación, sobre una muestra de 2000 niños escolarizados, con unos resultados contundentes: Aquellos que usan la boca como vía preferente para respirar tienen sus niveles de saturación de oxígeno cinco puntos porcentuales, de media, por debajo de aquellos que respiran correctamente por la nariz.

Con las debidas reservas y las lógicas dudas, que desearía despejar con la exploración clínica oportuna al jugador, lo que vengo observando últimamente en él, (por las numerosas fotografías y reportajes televisivos de los que dispongo), es que está utilizando poco su portentosa nariz, (comparable a la de Rafa Nadal), sustituyéndola por esa vía de reserva de la que disponemos para respirar cuando la nariz no funciona correctamente, que es la boca. Como digo son apreciaciones hechas por el visionado de fotos y vídeos que me gustaría corroborar en vivo y en directo. Aquellos que utilizan la boca para respirar, ya sea por malos hábitos o por problemas obstructivos en la nariz, tienen muy aumentado lo que en medicina se conoce como espacio muerto respiratorio anatómico, sobre todo durante las horas de sueño, (tan importante en la recuperación del jugador). Este espacio muerto, en el que no se produce el intercambio de gases entre el aire y la sangre necesario para la oxigenación del cuerpo, es el segmento que va desde la nariz o la boca, según por donde se respire, hasta los alvéolos pulmonares. Esto es precisamente lo que le podría estar sucediendo a Messi, aparte de otras muchas cosas que ya se han apuntado: que está triste, que viaja mucho, que juega 70 partidos al año, etc. Ya se sabe que en medicina todo es multifactorial pero el cuerpo del deportista, y más el de la alta competición, va mejor con gasolina súper (mayor concentración de oxígeno en la sangre) que con normal, y todas estas lesiones de tipo muscular que sufren tantos jugadores podrían encontrar explicación en estos sencillos conceptos, a los que presta poca atención la medicina deportiva.

messi pensativoAquí está la explicación de porqué muchos deportistas usan esas tiras adhesivas, ya obsoletas, sobre la nariz (nuestro flamante campeón de moto GP, Marc Márquez, las ha lucido durante el mundial) para dilatar sus ventanas nasales. No estaría de más que, al actual enfoque desde el que trabaja el nutrido grupo de especialistas (médicos, kinesiólogos, nutricionistas, psicólogos, etc.) que atienden a los deportistas de alto rendimiento, se fueran sumando otros puntos de vista basados en la utilización de los recursos naturales de los que el cuerpo dispone para evitar las malditas lesiones. La importancia, tanto de la respiración nasal como de su relación armónica y equilibrada con una correcta función masticatoria, (que pienso que Messi puede tener también descompensada), debería ser contemplada por la medicina deportiva. Estas dos importantes funciones, la masticatoria y la respiratoria, así como la armonización funcional entre ambas, son imprescindibles para la vida y la salud de cualquier ser humano, pero aún mucho más importantes para los que, a diario, someten a sus músculos a la máxima exigencia.

Desde el ánimo más constructivo y saludable, hacemos estas observaciones y proposiciones, que de ser aplicadas, podrían reducir el número de lesiones musculares, contribuyendo también a prolongar la carrera deportiva de este irrepetible fenómeno de la historia del fútbol y de tantos otros.

Dr. Emilio López Jiménez

(El dentista de la nariz)

www.emiliolopezjimenez.com