Inicio Atlético de Madrid Un empate a lo Juan Palomo

Un empate a lo Juan Palomo

518
0
Compartir

atléticoZenit y Atlético de Madrid empatan a un tanto en un partido en el que los colchoneros hicieron todos los goles. Los rojiblancos han hecho un Juan Palomo, ellos se han guisado el empate y ellos se lo han comido, pero han demostrado en San Petersburgo que tienen fondo de armario. Adrián hacía el gol de los madrileños, mientras que Alderweireld hacía un autogol del que tuvo gran parte de la culpa Courtois.

El primer acto fue gélido como la noche en San Petersburgo. Con un césped hormigonado y una sensación térmica de menos seis grados bajo cero los colchoneros comenzaban el partido mostrando su intensidad habitual. Cebolla y Raúl García, especialmente activos, lanzaban desmarques continuos que no servían de mucho debido a la imprecisión en la medular. No es difícil imaginar el motivo de dichos fallos si al extremo frío ruso le sumamos la agresividad empleada por sus habitantes cuando de fútbol se trata. Claro que los del Cholo tampoco son corderitos.

Se congelaba de esta forma el encuentro entre falta y falta; si por Hulk fuese hubieran sido muchas más ya que el brasileño le provocó a Martin Atkinson, el colegiado inglés, una jaqueca de aúpa con sus constantes réplicas. Sería el astro de Brasil quien tendría la más clara para su equipo con un misil desde la frontal que Courtois consiguió despejar. La otra solución rusa parecían los balones colgados al área aunque esta vía se ve sin futuro si tenemos en cuenta que el juego aéreo es una de las bazas colchoneras. Así se lo demostró Koke a los locales al rematar, con una preciosa volea a la media vuelta, el balón que le bajaba con la cabeza Raúl García.

La segunda mitad sería otra cosa. Apareció el verdadero fútbol entre las nubes de vapor que emanaban de las bocas de los futbolistas. Casi se pudo ver la estela de calor que dejó el cuerpo de Adrián al galopar solo hacia la portería rusa. Definió a la perfección el asturiano, el buen pase que Raúl García le había brindado, poniendo el cero a uno en el marcador. Bien podría haber sido el navarro quien anotase el segundo solo dos minutos después, si el larguero no hubiese repelido su chut picado precedido de un control orientado para enmarcar.

El fútbol es un 10% de suerte y en este partido la fortuna sería mala para los de Simeone: Alderweireld despejaba hacia arriba un balón centrado desde la banda para que lo cogiese Courtois. El meta belga saltaba y la sorpresa fue cuando inexplicablemente lo dejó pasar, creyendo que el esférico se marchaba, y este acabó entrando dentro de la portería. Un claro ejemplo de que hasta el mejor escritor tiene algún tachón.

Los del Manzanares trataron por todos los medios de enmendar el error de su portero y a punto estuvo Raúl García de conseguirlo al rematar de espaldas un balón que Koke le puso, dejándolo solo. Solo un punto pudo obtener Guilavogui de un partido en el que fue  más a mucho más dejando entrever a un centrocampista de enorme futuro. De un empate fue testigo Oliver pese a que en los diez minutos que jugase se empeñase en alegrarlo con calidad. Al final el punto sabe a poco pero la sensación que deja el plan B colchonero es para esperanzador para los atléticos e inquitante para sus rivales.

Ficha técnica:

Once del Zenit: Lodygin, Criscito, Lombaerts, Hubocan, Smoinikov, Shirokov (Arshavin 62´), Shatov, Fayzulin, Witsel, Kerzhakov y Hulk.

Once del Atlético: Courtois; Juanfran (amarilla 29´), Miranda, Alderweireld, Insúa; Joss, Gabi, Koke, C. Rodríguez (Oliver 78´), Raúl García (amarilla 83´), Adrian.