Inicio Portada El Real Madrid golea al Galatasaray con un jugador menos

El Real Madrid golea al Galatasaray con un jugador menos

304
0
Compartir

Ambiente frio en el Santiago Bernabéu que recibía al Galatasaray con la ausencia de Cristiano Ronaldo.  Con esta victoria el Madrid se asegura jugar los octavos de final de la Champions y confirma la buena racha del equipo de Ancelotti. A pesar de la falta de un delantero el Madrid solo necesitó de la velocidad de Bale, de la magia de Isco y de la ambición de Arbeloa. El lateral madridista se marcó un auténtico partidazo y tiró del equipo durante los 90 minutos.

Primera parte con falta de ideas.

GalatasarayEl comienzo de la primera parte lanzó un espejismo sobre el público madridista que veía como su equipo seguía con la intensidad de los últimos partidos, incluso Gareth Bale pudo marcar el primero en el minuto 3 de partido cuando se quedó totalmente solo delante de Iscan, el galés envió la pelota fuera. A partir de ese momento el juego sufrió un bajón al unísono con la caída total de decibelios en el ambiente del público.

Los minutos pasaban sin más y la imagen sobre el terreno de juego era más propia de un entrenamiento que de un partido de Champions, lo único bueno reseñable el nivel mostrado por Casemiro. Poco antes de llegar a la media hora de juego  Umut Bulut le ganaba la posición a Sergio Ramos y este le derribaba cuando se quedaba solo delante de Iker, el árbitro no lo dudó y expulsó al sevillano. Con uno menos el nivel de juego siguió cayendo a medida que se consumía el tiempo. Sería en el 36 cuando Gareth Bale lanzaba un libre directo con un golpeo que poco tiene que envidiar al de Cristiano, sin mucha potencia pero con colocación milimétrica. El galés conseguía despertar a la grada del sueño al que le habían sumido el juego del equipo.

Poco le duró la alegría al Madrid cuando escasos minutos después Drogba con un pase de maestro dejaba solo a Bulut delante de Iker y este con una definición perfecta no perdonó.

Cambio total y goleada del Madrid.

Tras la reanudación pocas cosas cambiaron, quizá el Madrid ganó un poco más de presencia en el juego y se notó cuando a los 5 minutos Arbeloa marcaba el segundo gol. Marcelo a la frontal del área pequeña y Arbeloa  de un solo toque la metía en la portería rival. Los blancos se vinieron arriba y a pesar de la ausencia clara de un referente arriba el más buscado era Bale.  En otro latigazo de los blancos Arbeloa volvía a hacer acto de presencia pero esta vez caía dentro del área, el árbitro no interpretó penalti y sacó amarilla al lateral madridista.

El cambio en la dinámica de juego se hizo clara cuando Ancelotti dio entrada a Xabi Alonso, los blancos ganaron autoridad y consiguieron ponerse a la altura de las expectativas del público del Bernabéu encerrando al Galatasaray en su campo. El juego pasó de una filarmónica a una banda de rock duro. El acoso blanco era constante y en otra jugada más, Arbeloa asistía a Di María para que marcara el tercero. El público se rindió a la actuación del lateral madridista y le dedicó una ovación.Bale

Con la llegada del minuto 77 el que se llevó los cánticos no estaba en el terreno de juego, la grada pidió el Balón de Oro para Cristiano Ronaldo.  El Madrid llevaba varios minutos durmiendo el juego hasta que Isco se plantó delante del área del Galatasaray y con una sangre fría tremenda fue dejando sentados a los defensas hasta batir con toda tranquilidad a Eray Iscan.

A pesar de jugar con uno menos el Madrid cambió la dinámica de la primera parte y consiguió golear al Galatasaray. Con esta victoria el Madrid se asegura la primera plaza del grupo y el Galatasaray