Inicio Sevilla FC Vuelven los fantasmas a Nervión

Vuelven los fantasmas a Nervión

177
0
Compartir

EFE SevillaSevilla. El Sevilla ha empatado esta noche (1-1) frente al Estoril en su encuentro de Europa League, dejando escapar el liderato de su grupo. Sin embargo, a pesar del mal resultado cosechado en casa, el conjunto rojiblanco ha conseguido pasar a dieciseisavos de final de esta competición. 

Todo se fue al traste a poco de la finalización del encuentro, cuando R. Fernandes (89´) consiguió el empate para los visitantes. En las gradas del Estadio Ramón Sánchez Pizjuán, los aficionados sevillistas  parecieron revivir viejos fantasmas de un pasado no tan lejano, pues  aún escuecen los empates ‘in extremis’ frente Valladolid y Slovac Liberec.

En esta ocasión, después de las dos grandes victorias ante Espanyol y Real Betis, el panorama para el Sevilla se intuía bastante favorable. Aún así, el equipo entrenado por Unai Emery ha demostrado no tener la fórmula del éxito garantizada. Y viene de largo, debido a que el Sevilla lleva año y medio sin encadenar tres victorias consecutivas.

La inercia adquirida en esta semanas hacía presagiar que el conjunto sevillista rompería esta estadística negativa. Y lo cierto es que esas sensaciones se materializaron a pocos minutos del inicio del partido, cuando el equipo hispalense se puso por delante en el 7 del primer acto, gracias a una magnífica asistencia de Reyes. El extremo sevillano, en estado de gracia desde el pasado derbi, dio un pase raso para acompañar a la carrera de Gameiro, quien tras ganar en velocidad a su par introdujo el balón dentro de la portería defendida por Vagner.

El partido no dio para mucho más, pues el Sevilla se dejó llevar, casi sin querer, y las facilidades que ofreció fue poco a poco aprovechándolas el Estoril. Los portugueses supieron esperar su momento, sin hacer mucho ruido, y llegados los compases finales del encuentro la contienda ya estaba de su lado. Los de Emery perdieron el balón una y otra vez, y el Estoril asestó la estocada que llevaba tiempo labrando instantes antes de que el colegiado pitase el final.

No hubo tiempo para más y a los de Nervión la sensación última fue la de dejarse dos puntos antes que ganar uno. Lo contrario que sintieron los visitantes, que vieron recompensado su esfuerzo para delirio de la afición desplazada. Los puntos, sin embargo, no le sirven al equipo portugués, que cierra el grupo, mientras que el Sevilla con el empate confirma su presencia en la siguiente ronda del torneo.