Inicio 1ª División Los tres puntos vuelan hacia Sevilla

Los tres puntos vuelan hacia Sevilla

239
0
Compartir

gameiroSegunda derrota consecutiva del Granada en liga. Esta vez su verdugo fue el Sevilla, que aprovechó al máximo las ocasiones de las que dispuso en el derbi andaluz y se llevó los tres puntos al vences por 1-2. Los locales tuvieron el control del partido pero acabaron pagando su falta de acierto de cara a portería.

Desde el minuto uno se pudo comprobar que no era un partido cualquiera el que se estaba disputando en Los Cármenes. Los dos equipos salieron al terreno de juego conscientes de que en juego había algo más que tres puntos.

Alcaraz dejó fuera del once a Nyom y apostó por dos laterales netamente ofensivos, aunque algo más débiles atrás.

No tardaron las ocasiones en producirse sobre el maltrecho césped de Los Cármenes. En el minuto cuatro de partido Diogo hizo intervenir a Roberto. El Granada reaccionó y tres minutos después fue Beto el que evitó el gol de Recio.

El ritmo del partido decayó y el Granada era el dominador del choque, sin embargo, en el ecuador de la primera parte fue el Sevilla el que encontró el camino del gol. Un saque de banda sin aparente peligró lo convirtió Murillo, tras un mal control, en una buena ocasión para los visitantes, Bacca avanzó con el balón y definió con el exterior fuera del alcance de Roberto.

El Granada lejos de venirse abajo siguió controlando el partido. Piti y Brahimi llevaban el peso de su equipo en ataque y esto lo notaba el Granada. En el minuto 39 una gran jugada de Brahimi por banda fue despejada por Beto, cayéndole el rechace a Piti que disparó, pero se encontró de nuevo con la intervención del portero sevillista.

Dos minutos después fue El Arabi el que se encontró con la respuesta de Beto. Con el tiempo cumplido Rakitic pudo marcar, pero su disparo se fue rozando el palo.

El descanso no cambió la dinámica del partido, mientras el Granada tocaba y tocaba pero no materializaba sus acciones, el Sevilla daba la sensación de poder sentenciar en cualquier jugada.

En el minuto 59 de partido una mano dentro del área visitante fue señalada por el árbitro como penalti. Brahimi aprovechó la ocasión para definir a la perfección y marcar su primer gol en Primera División en estas dos temporadas.

El gol relajó al Granada y se fue atrás esperando alguna contra.  Piti tuvo dos grandes ocasiones para poner a su equipo por delante pero las acabó fallando y el Granada lo pagó. En el minuto 76 el catalán cogió la pelota en medio campo y tras irse de hasta cinco contrarios realizando una jugada “maradoniana” definió de la peor forma posible ante la salida de Beto.

Tan solo dos minutos después el propio Piti lanzó un tiro con rosca y a la escuadra, pero el portero sevillista intervino de nuevo.

Alcaraz fue a por todas y puso a Buonanotte por Recio a diez minutos del final. El Granada iba a por el partido, pero se encontró con un mazazo en forma de gol en contra. Beto envió en largo, Bacca peinó y Gameiro remató, así de fácil lo hizo el equipo de Emery para ponerse por delante.

Los locales lo intentaron a la desesperada, pero no pudieron hacer nada para evitar que los tres puntos se marcharan hacia Sevilla.