Inicio Atlético de Madrid El Sant Andreu se queda sin sueño copero

El Sant Andreu se queda sin sueño copero

361
0
Compartir

 

 tiagoMuy corto ha sido el sueño copero para los jugadores del San Andreu. La derrota por cuatro goles a cero, en su estadio, frente al Atlético de Madrid, hace que los de los condados catalanes vayan a la vuelta apelando a un milagro que se antoja improbable. Raúl García, Arda en dos ocasiones y Villa cerraban una goleada en un encuentro frío y gris.

El partido comenzaba con el Atlético dejando muy claro que no había margen a la sorpresa. Raúl García ya avisaba en el primer minuto, al rematar un centro de Filipe, que se marchaba fuera por bien poco. Llama la atención que mientras el equipo local se dejaba la piel por igualar la contienda la afición catalana parecía empeñada en llevar a cabo una reivindicación política, sin dejar apenas un minuto de insultar a su propio país. Con el equipo desangelado, y olvidado por los suyos, ocurrió lo lógico. Raúl García esta vez si conseguía enchufar, en el segundo palo, el centro que le volvía a poner Filipe desde el segundo.

El dominio del balón era de unos colchoneros que jugaban con esa actitud que se ve en ciertas pachangas cuando un equipo se da cuenta de que es tan superior al otro que le da pena humillarlo. Con Manquillo y Filipe como puñales, el Atlético manejó los tiempos a su antojo y, en el minuto veinte, decidió que tocaba volver a marcar. Esta vez el encargado sería Arda, que solo tenía que empujar el balón que le ponía Manquillo desde la línea de fondo.

Nada más comenzar el segundo acto se vio que la intención de respuesta, por parte de los de la comunidad mediterránea, era más bien escasa. Así normal que, tras doce minutos del segundo tiempo, Arda y Raúl García se colasen a base de toques en el área para que, finalmente, Arda quebrase en un solo movimiento al portero y tres defensas rivales y diese un pase a la red, subiendo el tercero al marcador.

Este gol pareció doler en el orgullo de los jugadores del San Andreu que salieron desbocados en busca de una reacción que al menos maquillase el repaso recibido. Forzaron un córner los de Patxi Salinas forzaban un córner y la afición por fin parecía prestar atención al partido. Lo botaban desde la derecha de la portería de un Aranzubía que veía como Mouriño estrellaba contra el larguero un balón que después tendría que desviar él hasta en dos ocasiones.

Esta acción solo consiguió reanimar a los del Manzanares que volvieron a asediar a Morales. Costa estuvo a punto de hacer el cuarto nada más saltar al campo, pero el esférico que empujaba, ya casi en boca de gol, se marchaba lamiendo el palo. Villa no iba a perdonar. Corría el 85´ cuando el Guaje se marchaba envuelto en una nube de defensas y la empujaba una vez había superado también a portero. Costa pudo hacer a manita con un disparo cruzado que no entró.

Suficientemente duro el castigo para un Sant Andreu que no mereció más ante el actual campeón de la Copa de SM el Rey.