Inicio 1ª División De la Champions a la autosuficiencia

De la Champions a la autosuficiencia

402
0
Compartir

Al Thani y Fernando SanzEl Málaga ha vivido en tan solo unas temporadas un cambio radical en todas sus parcelas. Una mutación que comenzó con la compra del club por parte del sheik Abdullah Bin Nasser Al Thani, allá por el 2010, que a base de talonario – llegó a ser el tercer presupuesto de la Liga BBVA – catapultó a los malagueños hasta el grupo de grandes equipos de Europa. De salvarse in extremis a ser, casi 200 millones de euros después,  un caramelo para grandes futbolistas que vieron en La Rosaleda un buen emplazamiento para hacer historia.

Sin embargo todo lo que sube baja y los aficionados malaguistas han visto como su club ha pasado de ser protagonista en Las mil y una Noches a chocarse de bruces con una realidad que no es otra que la de la mayoría de los clubs de Primera División. En tan solo un año el club de Martiricos ha visto desmantelado el proyecto faraónico de Ghubn para dar paso a la economía de guerra de Vicente Casado. De la Champions a la autosuficiencia.

Malaga CF v FC Zenit St Petersburg - UEFA Champions LeagueEl sueño de la Champions

Si preguntamos a algún aficionado malaguista sobre cuál ha sido el mejor momento de la historia del club de sus amores posiblemente la respuesta incluya la participación del equipo de la Costa del Sol en la máxima competición continental durante la pasada temporada. No es para menos ya que el Málaga logró asombrar al mundo futbolístico en la que fue su temporada de debut en el olimpo de los dioses del fútbol europeo. San Siro y Do Dragao, entre otros,  fueron ilustres  testigos del buen hacer de los de Pellegrini, ingeniero de un fútbol que hacía soñar con una machada que, en el Signal Iduna Park, el Dortmund – a la postre finalista – se encargaría de finiquitar.

La pesadilla de la UEFA

El Málaga supo encajar la dolorosa derrota en Dortmund dando un buen final a una temporada con una meritoria sexta posición que daba derecho a participar de nuevo en Europa, esta vez en la reciente Europa League. A pesar de ello la UEFA privó al club costasoleño de tomar parte en la competición. Una sanción ejemplarizante fue el motivo por el cual el Málaga no ha paseado sus colores por el viejo continente esta campaña. Sanción que estuvo pendiente de una resolución del TAS al recurso de los abogados del Málaga y que finalmente no fue positiva para los andaluces. La gran inversión del jeque al final fue más una rémora para el crecimiento de la entidad malagueña que un aliciente. Las deudas invadieron las arcas blanquiazules y por temas con la Hacienda española el Málaga cumplió penitencia.

schuster malagaDe Pellegrini a Schuster

Una de las consecuencias inmediatas de todo el desorden económico por el que atravesaba el Málaga fue la salida de Pellegrini y con él la de grandes nombres como Isco, Toulalan, Joaquín o Baptista. Con el Fair Play Financiero como leitmotiv de la reconstrucción económica del Málaga el club se deshizo de las fichas más altas y sentó las bases para lograr la autosuficiencia como modus vivendi en este nuevo panorama.

Vicente Casado pasó a ser el hombre fuerte en un organigrama en el que dejó de estar Mario Husillos, encargado de la planificación deportiva, y donde ascendió a secretario técnico Adrián Esparraga, un talentoso chaval de tan solo 23 años que ya ejercía labores de scouting para Manuel Pellegrini. De los Toulalan, Isco o Van Nistelrooy se pasó a los Bobley Anderson, Pawlowsky o Chen, de contrastados a apuestas, arriesgadas, de futuro. Un modelo de fichajes

Como sustituto de Manuel Pellegrini llegó Bernd Schuster, un entrenador que a priori iba a ser continuista con la labor de buen juego establecida por el chileno pero que, toda vez que conoció la plantilla, tuvo que cambiar de plan. La bajada de nivel en el plantel blanquiazul es evidente y, pese a un sorpresivo inicio de temporada, el Málaga está viviendo en la actualidad momentos que poco tienen que ver con las mismas fechas de hace justo un año.

Perspectiva del resto de temporada

TissoneEl panorama que se le viene al conjunto blanquiazul pasa por salvar la temporada de la mejor manera posible. Rota la inercia de conjunto ganador el Málaga ha de transformarse en un conjunto que sepa sufrir. Hacer partícipes a los nuevos fichajes, tanto los que llegaron en el mercado estival como los que lo hagan como refuerzo en los próximos días, podría dar energías renovadas un equipo en el que, de los recién llegados, sólo Tissone parece haberse asentado.

Paliar la falta de calidad en el ataque, recuperar a Mounir El Hamdaoui para la causa y dar con tecla en el mercado invernal parecen ser las claves para que los andaluces no pasen muchos apuros para lograr posicionarse en mitad de la tabla. Para ellos Mario Husillos, que volvió a la Rosaleda hace unas semanas, se antoja pieza clave. El de nuevo director deportivo del club intensifica estos días el trabajo para hacerse con los servicios de algún jugador interesante que pueda cubrir con solvencia inmediata las peticiones de un Bernd Schuster que tiene mucho trabajo por delante para cambiar los pitos por aplausos.

En lo económico las cosas parecen ir a mejor. Tras haber liquidado gran parte del déficit generado tras la compra y despilfarro de los primeros tiempos del jeque, el club malacitano se encuentra con un balance de cuentas controlado que, sin lujos, permite la viabilidad del club en el tiempo a la vez que se asegura el pago del resto de deuda.