Inicio 1ª División ¿Qué quieren en Los Cármenes?

¿Qué quieren en Los Cármenes?

378
0
Compartir

El Granada ha firmado ya, cuando aún restan dos partidos para llegar al ecuador de la liga, la mejor primera vuelta desde su regreso hace ya tres temporadas a Primera División. Con los 20 puntos que suma actualmente ha superado ya los 19 con los que acabó la primera vuelta en la temporada de su retorno a Primera o los 17 de la pasada.

A priori todo debería ir sobre ruedas, pero algo falla en la ciudad de la Alhambra. Cierto sector del público asistente al coliseo granadino mostró su ira en el último partido del Granada como local, en el que fue derrotado por la Real Sociedad.

Imagen vía Canal +
Imagen vía Canal +

El aficionado rojiblanco le recrimina a su equipo y en concreto a su entrenador que la mayoría de los 20 puntos con los que cuenta el Granada en este momento se hayan conseguido a domicilio.

El equipo de Lucas Alcaraz lleva 14 puntos como visitante repartidos en cuatro victorias y dos empates. Como local su bagaje es muy pobre, tan solo dos victorias ante Athletic de Bilbao y Málaga. El resto son ocho derrotas cosechadas contra: Real Madrid, Espanyol, Valencia, Sevilla, Getafe, Atlético y Real Sociedad. Precisamente es esta última la única en la que el Granada fue claramente inferior a su rival y las opciones de victoria fueron prácticamente nulas.

Alguna parte del público granadinista se dedicó a gritarle improperios a sus jugadores y a pedir la marcha de Lucas Alcaraz. Esta situación se da, casualmente,  cuando el Granada ha firmado la mejor primera vuelta desde su regreso a Primera. Está a ocho puntos de los puestos europeos y a cinco del descenso.

Aún quedan dos partidos para llegar al ecuador de la liga, dos partidos en los que el Granada tiene serias opciones de sacar los tres puntos, ya que viaja hasta Almería y recibe al Valladolid, dos equipos que marchan por detrás en la clasificación. Si los granadinos salen victoriosos el Granada acabaría la primera vuelta con 26 puntos, y con más de la mitad del trabajo para conseguir el objetivo de la permanencia conseguido.

Pintan mejor que nunca las cosas en el club presidido por Quique Pina, pero la afición no se muestra satisfecha, esa afición que tan necesaria es y que tantos puntos le ha dado al Granada. Si equipo y afición consiguen ir unidos los resultados en casa llegarán. Hasta ahora la sensación es de miedo en los jugadores cuando juegan en su estadio, de miedo a fallar, a errar un pase, cuando debería ser de valentía, de atrevimiento.

foulquier
Imagen vía Canal +

Este miedo se vio representado en Foulquier en el partido ante la Real, un jugador que fue perseguido por su afición en busca del más mínimo error para pedir su suplencia y la titularidad de Nyom, y es que la sombra del lateral derecho camerunés es demasiado alargada.

En este vídeo elaborado por Manu Bayona para el programa de Canal + “El día después” se puede comprobar la actitud de alguna parte del público granadinista.

Más de un jugador del Granada preferiría jugar todos los partidos de visitante, o los encuentros como local sin público. Por suerte solo son un sector de los aficionados granadinistas los que recriminan constantemente a los jugadores. A todo esto hay que sumarle que el público asistente al nuevo Los Cármenes ha bajado considerablemente con respecto a años anteriores.