Inicio Opinión Nacho Elbal Al Madrid ya no se le escapará otro Iniesta

Al Madrid ya no se le escapará otro Iniesta

1842
0
Compartir

residencia madridCuando Andrés Iniesta deslumbró en el Torneo de Brunete de 1996, Real Madrid y Barcelona se lanzaron a por su fichaje como si de un crack mundial se tratara. Con los años se ha convertido en uno de los mejores futbolistas del mundo y de la historia de España, pero lo cierto es que, por aquel entonces, el pequeño Andrés sólo tenía 11 añitos y jugaba en el equipo representativo de su tierra, el Albacete.

Con los dos grandes del fútbol español tras sus pasos, tocaba decidir rumbo. Más tarde se ha sabido que Andrés fue madridista en su infancia, sin embargo, la decisión final poco tuvo que ver con los sentimientos y los sueños. Aunque, probablemente, el chico hubiera preferido vestir de blanco y cumplir su sueño, intuyo que los padres del pequeño Iniesta se decantaron por el Barcelona por una sencilla pero contundente razón: La Masía.

iniesta albaceteMientras el Madrid ofrecía todas las facilidades y garantías sobre el futuro del niño, el Barcelona presentó, además, una coqueta residencia cercana al Camp Nou donde se garantizaba un ambiente futbolero en compañía de otros niños en su misma situación. Seguramente, la educación y la formación del pequeño parecían más estables y controladas en aquel lugar. La familia prefirió aquello, incluso, a la cercanía de Madrid con Fuentealbilla.

Se conocen otros casos, incluso en la provincia de Jaén, de pequeños futbolistas que han recalado en el Villarreal desechando mejores ofertas de otros clubes potentes de España. De fondo, un poderoso argumento: la residencia. Ahora, por fin, el Real Madrid inaugura su residencia para canteranos incrustada en la Ciudad Deportiva de Valdebebas, con 40 habitaciones dobles que solo pueden abrirlas losjugadores con su huella dactilar; terrazas con vistas a los campos de entrenamiento, comedorbiblioteca y salas de estudio donde los jugadores reciben clases complementarias.

Estoy convencido de que en el futuro, un padre será menos reticente a la hora de dejar a su hijo en manos de otro, sobre todo, si sabe que vivirá en una residencia como esta. A partir de ahora, dudo que al Madrid se le pueda escapar otro ‘Iniesta’.