Inicio Fútbol Internacional La culpa nunca fue de él

La culpa nunca fue de él

421
0
Compartir

MourinhoJosé Mourinho es el hombre que tropieza más de una vez con la misma piedra y de no serlo se le asemejaría bastante. Lo volvió a hacer. De nuevo se le escapó un título que luchó hasta el final y, como era de esperar, la culpa no fue suya. En esta ocasión fue el tándem calendario – arbitraje, muy recurrente en estos casos.

Todos conocemos las virtudes de José Mourinho. Excelente motivador y gestor de presiones tuvo que abandonar el Madrid precisamente por verse superado por ello, o eso nos contó. Sin embargo también conocemos sus defectos. Uno de ellos, tal vez el más grande, es que siempre encontrará una excusa para justificarse.

Su equipo pierde contra el colista y se aleja del título, el calendario tiene la culpa. Pierde frente al FC Barcelona en Champions, esta vez fue el patrocinio de Unicef o el famoso Tom Henning Ovrebo o el teatro o los sugus de piña. Vaya usted a saber.

“Quiero felicitar a Mike Dean (colegiado del Chelsea – Sunderland) por una actuación realmente fantástica. Vino con un objetivo y lo cumplió” fue la última perla del laureado técnico del Chelsea.

Parece que no será la última. El césped, su propia plantilla, el calendario, su estamento favorito del fútbol (los árbitros), la temperatura, la afición que no anima o la misma alineación planetaria pueden ser motivo bueno para justificar que el Chelsea no ha ganado ningún título esta temporada.

Sin embargo el fútbol continuamente está dando oportunidades y a Mou le queda la madre de todas las madres: la Champions. El título que lo salvaría todo. Sin duda lo peleará hasta el final pero si después de remar el portugués acaba muriendo en la orilla no duden de que la culpa nunca fue de él.