Inicio Mundial Brasil 2014 España gana pero no divierte (2-0)

España gana pero no divierte (2-0)

362
0
Compartir

Pedro EspañaMario Morientes. La selección española jugaba hoy su segundo y último partido amistoso antes del Mundial de Brasil. Lo hacía ante El Salvador, y se impuso por 2-0. Partido en el que la selección no mostró su mejor versión y a la que se le vio algo espesa en el juego en algunos tramos del partido.

Uno de los aspectos a observar en este partido era la evolución de Diego Costa en el partido de cara al mundial, después de todas las lesiones que ha acarreado en el último tramo de temporada. El hispano-brasileño no mostró ningún tipo de problemas durante los 73 minutos que estuvo en el terreno de juego, por lo que no habrá problemas para que continúe en la lista de convocados para el mundial.

Empezaba el partido con una España apretando arriba, filtrando pases largos hacia Costa y Pedro ante una defensa salvadoreña encerrada atrás. De este modo, cuando corría el minuto dos de partido Costa corrió un balón en largo y en un choque con el portero el árbitro, erróneamente, señaló penalti. Cesc fue el encargado de lanzar la pena máxima, pero su tiro se fue por encima de la portería defendida por Henry Hernández.

Durante los primeros minutos de partido España tuvo varias ocasiones por medio de Cesc y Pedro, y El Salvador sólo llegó una vez con peligro al área española. Tras todas las lesiones vividas los últimos días por parte de varios jugadores de otras selecciones, en el minuto 18 Jordi Alba daba el susto por un golpe en el tobillo, pero el lateral zurdo pudo continuar el resto de partido sin ningún tipo de problema. En los últimos minutos de la primera parte España tuvo dos ocasiones que estuvieron cerca de acabar en gol, una por parte de Diego Costa que paró el portero, y la otra tras una falta directa de Sergio Ramos que se marchó por muy poco.

En el inicio de la segunda parte se produjeron tres cambios por parte de la selección. Cazorla, Villa y Silva sustituían a Fàbregas, Pedro y Andrés Iniesta. Con la entrada del canario David Silva, la selección mostró mayor claridad a la hora de jugar en los últimos metros. Fue en el minuto 15 de la segunda parte cuando llegaba el primer gol de España. Tras un balón colgado al segundo palo, Sergio Ramos ponía el balón en el punto de penalti y Villa, de cabeza y a puerta vacía, conseguía abrir el marcador.

En los primeros minutos de la segunda parte, la selección salvadoreña, entrenada por el español Alberto Roca, presionaba más arriba y eso hizo que sufrieran un mayor desgaste. En los últimos 25 minutos de partido, España empezó a dominar completamente el partido de la mano de David Silva, y en el minuto 67 apunto estuvo de hacer su gol Diego Costa tras un gran pase de Juanfran, pero de nuevo el portero realizó una magnífica parada; Villa pudo marcar en el rechace pero su tiro se fue muy arriba.

En los últimos diez minutos de partido, Del Bosque dio entrada a David De Gea, que debutaba con la selección. Y fue Busquets, que había  entrado en lugar de Alonso, quien en esta ocasión estuvo apunto de marcar desde fuera del área, pero su trallazo se topó con el larguero. Cuando el partido parecía que iba a acabar con ese resultado, un gran pase de Silva lo controló Villa en el punto de penalti y cayéndose disparaba cruzado para batir al portero y hacer así el definitivo 2-0.

No fue un gran partido de la selección, donde esta vez no encontraron la electricidad de un Pedro desaparecido y la versatilidad de un Cesc desacertado. Mejoró el juego con la entrada de David Silva que puso la creatividad y del «Guaje» Villa que puso los goles. Después de estos dos partidos jugados ante Bolivia y El Salvador, la selección española viajará a Brasil, donde el próximo viernes día 13 jugará su primer partido del mundial ante Holanda.