Inicio Opinión daniel mata Descalabro uruguayo ante Costa Rica

Descalabro uruguayo ante Costa Rica

799
0
Compartir
Fuente: AP
Fuente: AP
Fuente: AP

Saltó la sorpresa en el grupo D del Mundial de Brasil 2014. Costa Rica, que se postulaba como la Cenicienta del grupo ante el previsible poderío de Italia, Inglaterra y Uruguay se deshizo de la celeste por un contundente 1-3 en el estadio de Fortaleza. Los uruguayos se adelantaron por medio de Cavani desde los 11 metros. Ya en la segunda parte, la hasta entonces rocosidad de la zaga charrua se vio superada hasta en tres ocasiones. Campbell y Duarte dieron la vuelta al electrónico. La locura de los ticos fue a más a cinco minutos del final con el definitivo 1-3 de Ureña, que ingresó en el campo minutos antes. Victoria histórica para Costa Rica, la primera en un Mundial desde 2002, que le aupa a lo más alto del grupo D, a la espera de lo que Italia e Inglaterra en el Estadio de Vivaldao Manaos.

Sin Luis Suarez en el once inicial no parecían peligrar los tres puntos para los uruguayos en su estreno en el Mundial. La doble campeona del mundo (y cuarta en el último Mundial)  salió con las ideas muy claras, con una gran solidez defensiva y amasando la bola hasta plantarse en el área de Keylor Navas por medio de Cavani, Forlán y el «Cebolla» Rodríguez. Fue, sin embargo, Godín el primero que avisó a los ticos, con un gol que fue anulado por Felix Brych.

Forlán, que participaba por tercera vez en un Mundial (2002, 2010 y 2014) no consiguió anotar pese al peligro que generó junto a Cavani en la punta de ataque. La gloria fue para el delantero del París Saint-Germain. Edinson Cavani no falló en los 11 metros tras el agarrón de Díaz a Lugano. Uruguay se conformó con el primero, cediendo la bola a los costarricenses que empezaron a generar ocasiones de gol a balón parado. Primero fue Duarte el que avisó ante la salida de Muslera para que minutos después Joel Campbell, tras fallo de Lugano, fusilara con su mortero izquierdo. El jugador del Arsenal fue el mejor de la tricolor.

Solo tres minutos necesitó Costa Rica para darle la vuelta al marcador. Esta vez fue Duarte, el que remató en plancha un balón botado por Bolaños ante la pasividad, de nuevo, de la defensa uruguaya. Tabárez metió toda la carne en el asador con la entrada de Luis Suárez, pero ni el del Liverpool pudo evitar la debacle. A cinco minutos del final llegó la sentencia de los ticos. Ureña, que acababa de ingresar en el verde, puso el 1-3 definitivo tras un gran contragolpe comandado por Campbell, que hizo el partido de su vida.

A Uruguay le esperan dos finales, ante los dos peores rivales. Toca pelear con Italia e Inglaterra para un puesto en los octavos de final.