Inicio Opinión Nacho Elbal Rebelión contra la historia de los mundiales

Rebelión contra la historia de los mundiales

458
0
Compartir

alonsoLa derrota es una posibilidad y, por estadística, tocaba resbalón. Porque España no perdía desde hace casi un año y porque, según la inercia de los Mundiales, ningún campeón revalida el título. Además, conviene recordar que estos reinados suelen acabar en la primera fase: le sucedió a Francia en 2002 y también a Italia en 2010. Y por último, para los amantes de los números, cabe señalar que ningún país europeo ha ganado jamás en Sudamérica. Tocaba susto, por tanto, aunque nunca estamos preparados para los disgustos.

Pero ni los más pesimistas hubieran imaginado un debut tan sangriento. Primero, porque tenemos el plantel más completo del torneo, y segundo, porque intuíamos una Holanda ultraconservadora, desnaturalizada con sus cinco defensas, entregada. Sin embargo, el plan de Van Gaal fue más allá de su dibujo y sorprendió a España con una goleada que se antoja corta si tenemos en cuenta las clarísimas ocasiones que mandaron al limbo. Se tomaron su venganza y honraron a sus antepasados. Holanda volvió a ser la naranja mecánica y destrozó al campeón.

España contribuyó con una segunda parte desastrosa en la que mostró serios problemas de creatividad y fluidez para amenazar la portería de Holanda, lo cual resultó más preocupante, incluso, que su empanada defensiva. En cualquier caso, mal partido de España, en cuya goleada (5-1) lleva su penitencia. Castigo más que suficiente para una generación de futbolistas excepcional. ¿Quién se atreve, encima, a rajar de estos tíos? Ahora toca levantarse y volver a rebelarse. Contra el debut y contra la historia de los mundiales. Si alguien puede y merece aliento y confianza, son los nuestros.