Inicio Mundial Brasil 2014 Australia 0-3 España: Adiós Brasil, adiós a una generación.

Australia 0-3 España: Adiós Brasil, adiós a una generación.

413
0
Compartir
Foto: Diario As
Foto: Diario As
Foto: Diario As
Foto: Diario As

Mario Morientes. La selección española tenía esta tarde un partido de mero trámite para poder redimirse de sus errores en los dos anteriores partidos del Mundial. Australia, al igual que España, también estaba eliminada y no mostró mucho interés para intentar llevarse el partido.

Empezó el partido con una España un tanto atemorizada que todavía tenía en mente las dos derrotas pasadas y Australia aprovechó esta situación para dominar en los primeros de juego. Este dominio no se vio materializado en ocasiones y poco a poco España fue cogiendo protagonismo en el juego.

Fernando Torres y David Villa, hoy juntos en el ataque, empezaron a crear peligro en el área rival. Juanfran había sido un puñal por la banda derecha y en una de sus internadas puso el pase atrás y David Villa definió de tacón de manera magistral en el minuto 36.

La segunda parte fue de total dominio español, pero las ocasiones no llegaban y la sensación de inseguridad seguía en el aire. Llegaba el momento de los homenajes y Vicente Del Bosque retiraba del terreno de juego a dos jugadores que seguramente no vuelvan a disputar más partidos con la selección como son Villa y Alonso.

El segundo gol llegaba en el 69, tras un maravilloso pase de Iniesta que Fernando Torres convirtió en gol definiendo delante del guardameta australiano. El partido estaba prácticamente muerto y ambos equipos pedían el final cuando un gran pase de Cesc lo aprovechó Mata para poner el tercer y último gol del encuentro.

Así dicen adiós estas selecciones al Mundial de 2014, así dice adiós la mejor generación de futbolistas que ha tenido hasta ahora nuestro país. Ha sido un torneo decepcionante que nadie esperaba, pero al margen de las críticas, sólo queda agradecer a este grupo de personas que han hecho posible estos maravillosos años de fútbol para España. Ahora toca renovar alguna de las piezas de este equipo, pero lo que no se cambiará son las ganas y las ilusiones de un equipo y de todo un país que, sin duda alguna, volverán a fascinar al universo con su forma de jugar.