Inicio Mundial Brasil 2014 Portugal no pasa del empate y tiene pie y medio fuera

Portugal no pasa del empate y tiene pie y medio fuera

877
0
Compartir

gol VarelaÁlvaro Ferrero.- La selección de Portugal no fue capaz de superar a Estados Unidos y firmó prácticamente su despedida del Mundial de Brasil. Un gol de Varela en el minuto 95, tras un gran centro de Cristiano Ronaldo, deja con vida a los lusos antes de la última jornada, en la que se verán las caras con Ghana, pero su pase a octavos de final es más que complicado. Nani puso por delante a Portugal, pero los norteamericanos le dieron la vuelta al marcador con un golazo de Jones y otro tanto de Dempsey. El gol del empate llegó en el último minuto de tiempo añadido.

Echó mucho en falta Portugal a Pepe y a Fabio Coentrao, sancionado y lesionado, respectivamente, pero también a Cristiano Ronaldo, quien no cuajó una buena actuación a causa de los malditos problemas en su rodilla izquierda. Y es que a los lusos no les sale nada de cara en este Mundial. Si en el primer partido cayeron lesionados Coentrao, Hugo Almeida y el guardameta Rui Patricio; en éste vio cómo Hélder Postiga, el segundo delantero en las preferencias de Paulo Bento, tuvo que retirarse con molestias en la primera mitad.

Portugal se encontró con un gol tempranero que le hizo rebosar de ilusión. En el minuto 4, un centro de Veloso fue despejado por Cameron como si de un niño de patio de colegio se tratara, y el balón cayó en las botas de Nani para que fusilara la portería de Howard. Desde ese momento, los portugueses se replegaron y dejaron el peso del partido a Estados Unidos, que demostró un gran trato del esférico y una intensidad admirable. Las continuas intentonas de Fabian Johnson por la derecha eran una tortura para André Almeida, que tuvo que suplir a Coentrao en el lateral izquierdo aunque no era su posición específica. El daño estadounidense llegaba una y otra vez por esa banda, facilitando oportunidades muy claras de peligro, por lo que Beto tuvo que emplearse a fondo en varias ocasiones para desbaratar los acercamientos de Estados Unidos.

Al borde del descanso, Portugal estuvo muy cerca de hacer el 2-0. Nani estrelló un balón en el palo, el rechazo lo recogió Éder para un segundo intento, pero apareció Howard para mandar a córner y salvar a su selección.

En el descanso, Paulo Bento retiró del campo a André Almeida para dar entrada a William Carvalho y recolocar a Veloso en el lateral izquierdo. Ese experimento no arregló nada, porque Fabian Johnson continuaba golpeando sin cesar. En una de esas internadas, sirvió un gran balón para Bradley, cuyo disparo iba camino de gol hasta que apareció Ricardo Costa para enviar milagrosamente a córner. Fue el preludio del empate estadounidense. Jermaine Jones se sacó un extraordinario disparo desde fuera del área que acabó en las redes lusas y sirvió para poner las tablas.

El partido entró en una espiral de locura en la que cualquier cosa podría pasar, si bien era Estados Unidos la que dominaba y estaba más cerca de crear peligro. A ocho minutos para la conclusión llegó el gol de Dempsey que dejaba matemáticamente fuera a Portugal, pero Varela llegó al rescate para rematar un sobresaliente envío de Cristiano Ronaldo y hacer el 2-2. La clasificación es casi una utopía para los lusos, que deberán ganar de forma holgada a Ghana (ya que tienen un goal average de -4), y confiar en que Alemania y Estados Unidos no empaten en la última jornada. Un milagro de la Virgen de Fátima.