Inicio Opinión daniel mata Otra vez, Godín

Otra vez, Godín

484
0
Compartir
Fuente: Getty Images
Fuente: Getty Images
Fuente: Getty Images

Lo hizo ante el Barça, para darle la Liga al Atlético de Madrid. Lo hizo en Lisboa, en la final de la Liga de Campeones. Hoy lo volvió a hacer Godín. Elevándose por encima de toda la defensa italiana, y regalar así a Uruguay el pase a octavos de final del Mundial de Brasil 2014 (0-1). El fantasma del Maracanazo se hace cada vez más presente en la celeste. Una selección que se afianza en la élite del fútbol mundial. Su cuarto puesto en el Mundial de Sudáfrica 2010 y la victoria en la Copa América 2011 dan fe de ello. Italia lo tuvo, el empate le valía para ser segunda de grupo detrás de Costa Rica, pero la expulsión de Marchisio en la segunda mitad condenó a los de Prandelli, que se quedaron estancados en la primera ronda por segundo Mundial consecutivo.

Una final anticipada. Win or go home para los uruguayos, que cedieron el balón a los italianos desde el inicio. La ausencia de De Rossi en el once inicial retrasó la línea de creación azzurra, limitando la aportación de Pirlo. La charrúa intentaba romper a la zaga italiana por medio de balones largos, cuyo receptor preferente no podía ser otro que Luis Suarez. El delantero del Liverpool no encontró la finura que le encumbró ante Inglaterra. Sin embargo, suya fue la más clara de los celestes en la primera parte. Una enorme pared con Nico Lodeiro acabó con una doble intervención de Buffon. La más clara de los italianos fue a cargo de su capitán. Pirlo volvió a hacer gala de su golpeo exquisito en un libre directo, pero Muslera despejó de puños.

Mucho control por parte de los italianos, llevando a la máxima expresión el fútbol que impuso Prandelli y que llevó a la tetracampeona a la final de la Europa 2012. Los uruguayos sin arriesgar, sabedores que un error de su rival podría dinamitar el grupo D. Los roces y los parones no dejaron ver un juego alegre. Primero fue Balotelli el que tuvo que ser sustituido al ver la cartulina amarilla. Marchisio no se privó en la segunda mitad. Planchazo del centrocampista de la Juventus a la altura de la rodilla de Arévalo Ríos, roja. Italia con 10 jugadores, los papeles se tornaron. Ahora eran los transalpinos los que montaron el fortín en su área. Avisó Suarez, con una enorme combinación con Cavani. Buffon, en el que pudo ser su último partido en un Mundial, salvó los muebles a Italia.

La tragedia se consumó en el minuto 80. Córner botado por Gastón Ramírez, Godín voló por encima de toda la defensa, cerró los ojos y con un escorzo mete a Uruguay en octavos de final. El llamado grupo de la muerte termina con Italia en la cuneta y con Costa Rica como líder inesperado de grupo, tras empatar a cero ante Inglaterra, matemáticamente eliminada.