Inicio 1ª División Suárez y Bacca guardan el VII Trofeo Antonio Puerta en casa

Suárez y Bacca guardan el VII Trofeo Antonio Puerta en casa

502
0
Compartir
Foto: Sevilla FC
Foto: Sevilla FC
Foto: Sevilla FC

Hoy Sevilla recordaba a su Zurda de Diamante. El VII Trofeo Antonio Puerta tenía lugar hoy ante el recién ascendido Córdoba y ante una afición que espera lo mejor de su equipo en esta campaña que empieza. Este es el último examen antes de Cardiff, el primer título importante de la temporada. El Trofeo de hoy se ha vuelto a quedar en casa. De siete ediciones, seis se han quedado en Sevilla, a excepción de la tercera, que se la llevó el Granada desde el punto de penalti.

Salía el conjunto sevillista al campo mientras sonaba el himno del centenario, se colocaban en posición, y le hacían el pasillo al Córdoba por su ascenso a Primera División. Los de Unai no estaban solos en el homenaje a Puerta, el Eterno 16 sevillista, una buena parte de la afición estaba apoyando a su equipo para recordar a la Zurda de Diamante que tantas alegrías dio. El Córdoba entraba al campo con dos ramos de flores dedicados a Puerta, que situaban en el lugar donde el futbolista se desplomó. Entre aplausos, la emotividad estaba a flor de piel, y esto no quedaría ahí. Aitor Puerta, hijo del jugador homenajeado, hacía el saque de honor, al igual que ya hiciera en la pasada edición. Con una zurda que recuerda a Antonio, Aitor sigue los pasos y deja en los sevillistas la imagen de su padre.

Seguían los homenajes, un minuto de silencio recordaba el por qué de esa reunión. Siete años después de la muerte de Antonio Puerta, su recuerdo sigue latente. Rodaba el balón en un partido tan especial como este y los equipos se centraban en el juego. En el primer cuarto de hora del encuentro, se pudo ver a un Sevilla rocoso, fuerte en defensa, pero que volvía a mostrar las carencias en la creación de juego. En cuanto al Córdoba, el cansancio se notaba, haber terminado tan tarde los play offs es algo que todavía arrastran. Las oportunidades no eran claras para ninguno de los dos equipos. En los primeros minutos, Coke se daba un golpe en la nariz y tenía que abandonar el terreno de juego y ser sustituido por Diogo, con la cabeza más en Cardiff que en este partido, la preocupación principal es que el ex del Rayo no llegara a la final del martes, aunque finalmente se trató solo de un susto y mañana estará de nuevo bajo las órdenes de Emery.

Llegaba el minuto 16 y la imagen de Antonio Puerta aparecía en el vídeo marcador, en su minuto, en su día. Pasaba el tiempo y nos poníamos en el 21, el minuto de otro jugador que encogía en corazón de todos los aficionados del fútbol hace cinco años tal día como hoy. No podía ser de otra forma, Dani Jarque se colocaba en el vídeo marcador, y los asistentes al partido lo ovacionaron al igual que hicieron con el jugador sevillista.

Siguió el partido con un dominio sevillista pero con falta de chispa. El equipo no terminaba de conectar y a pesar de ser superior que el equipo califal, las oportunidades no llegaban. Una de las ocasiones más claras del Sevilla llegaban en el minuto 32. Un balón de Cotán encontraba un hueco en la defensa cordobesista pasando por la derecha de la meta de Juan Carlos.

Foto: Sevilla FC
Foto: Sevilla FC

Finalizaba la primera parte y el Sevilla cambiaba su once inicial casi al completo. El Córdoba, sin embargo, se mantuvo sin cambios. Las oportunidades llegaron casi de inmediato para el equipo hispalense, parecía que el lavado de cara no se iba a quedar ahí, sino que se empezaría a ver a un Sevilla más activo y dispuesto a llevarse el Trofeo. El Sevilla insistía y el dominio pasó a ser casi absoluto. Denis Suárez sería el que allanaría el camino. El gallego cogía un rechace de la defensa blanquiverde y marcaba el primero para el Sevilla en el minuto 80. El partido tenía otro color, ya no costaba llegar. Y tanto era así que el segundo no se hizo rogar. Esta vez, en las botas de Bacca, el colombiano no perdonaba y marcaba un auténtico golazo.

Tres minutos bastaron para sentenciar el partido y guardar el Trofeo en casa un año más. El partido terminaba y ahora sí, la cabeza se iba a Gales. El Sevilla hacía piña con su afición y mostraba un vídeo que animaba el ambiente. Cuatro días restan para jugar la Supercopa de Europa ante el Real Madrid, la sexta final europea del equipo hispalense, y que, aunque son conscientes de que el favorito es su rival, los de Unai van a explotar todas sus oportunidades al máximo. Para ello quiere que su afición esté a su lado, disfrutando y apoyando de esos próximos 90 minutos que pueden traer una nueva alegría al club hispalense.