Inicio 1ª División Messi lidera, Sandro concreta

Messi lidera, Sandro concreta

431
0
Compartir

Barça SandroEl Barça comenzó su andadura fuera de casa con buen pie. Ante un Villarreal que cuajó una buena pretemporada y un mejor estreno liguero. Querían el 2 de 2 los azulgrana en este comienzo de temporada y lo lograron (0-1), en un partido muy trabajado, con un Villarreal muy enchufado y que lo intentó hasta el último aliento. Sandro, a pocos minutos del final, fue quien dio esa segunda victoria consecutiva de los culés, que siguen en lo más alto de la tabla.

Los 20 puntos perdidos por el Barça la temporada pasada fuera de casa obligaban al conjunto de Luis Enrique a no especular en el Madrigal. Empezó muy rápido el partido, con un ritmo endiablado por parte de azulgranas y amarillos y con un gran desgaste que pasó factura en la segunda mitad. Los de Marcelino plantearon un partido muy serio desde el pitido inicial, presionando a los culés en mitad de campo y explotando la velocidad de Cheryshev, aunque sin llegar a atemorizar a Bravo. Messi volvió a destacar, a ser Messi, volviendo a dar muestras de su ‘regreso’ a los campos de fútbol. De sus botas nació el peligro del Barça en la primera mitad. Primero surtiendo un balón a Pedro que el canario a punto estuvo de concretar de no ser por la mano salvadora de Asenjo. En el minuto 30 fue el propio Leo el que llevó el suspiro a la grada tras botar una falta en el pico derecho del área amarilla que murió en la base del palo. Ante la ausencia de Neymar, que esperaba su turno en el banquillo, fueron de nuevo Munir y Messi los que protagonizaron las acciones de ataque del Barcelona.

En la segunda mitad el brasileño volvió a disputar sus primeros minutos en partido oficial tras su lesión en el pasado Mundial. El Villarreal seguía compacto, desesperando por minutos a la delantera culé, que no conseguía descifrar el entramado groguet. A punto estuvo Mathieu de inclinar la balanza, pero en contra de los intereses de su equipo, con un rechace envenenado que a punto estuvo de introducir en su portería. El 10 y el 11 culé entraron en acción, con sucesivas combinaciones que no acabaron el gol porque la fortuna así lo quiso. El Barça acampó en área amarilla, pero el marcador, inalterable. Tuvo que ser Sandro, desconocido para muchos, pero gran destacado durante la pretemporada culé, el que abrió la caja de los truenos. Messi volvió a encarar en línea de fondo, a amagar, y a brindar un gol en bandeja de plata al canterano, que no desaprovechó el presente. Los de Marcelino lo intentaron hasta el pitido final de Velasco Carballo, con varias internadas que rozaron el empate, pero los tres puntos se marcaron finalmente a Barcelona.

El próximo partido del Barça será después del parón por partidos internacionales, el 13 de septiembre, ante el Athletic de Bilbao. Por su parte el Villarreal viajará a Granada un día después en la tercera jornada de Liga.