Inicio 1ª División Sevilla 3-1 Standard: El Sevilla vuelve a ilusionar a Nervión

Sevilla 3-1 Standard: El Sevilla vuelve a ilusionar a Nervión

446
0
Compartir
Foto: Sevilla FC

El Sevilla ganó (3 – 1) al Standard de Lieja en la primera vuelta de la Europa League. Gameiro, Reyes y Bacca pusieron los goles para el equipo hispalense, mientras que para los belgas fue M’Poku el que marcó.

Foto: Sevilla FC
Foto: Sevilla FC

La intensidad del juego se veía desde que se conocieron las alineaciones. Era un partido para tomarse en serio, no para andar con experimentos. Los dos conjuntos salían con toda la artillería y solucionar ese empate a cero que protagonizaron en el anterior encuentro. El Sevilla, si cabe, tenía más peso sobre sus hombros, en casa, ante su afición y una primera plaza que tendrían que defender con uñas y dientes, salía al césped del Sánchez Pizjuán para enfrentarse con un Standard que no pondría las cosas fáciles. Los belgas venían de una buena racha tras otra en la que hasta su entrenador abandonó su papel.

Ahora se decidiría todo sobre el césped y ganaría el mejor, el que más ganas pusiera. Ese fue el Sevilla, que dominó el encuentro de principio a fin. Empujado por su afición, que no paraba de animar, los de Emery salieron directos a buscar la portería de Thuram-Ulien. Diego fue el primero que avisó, con tres remates que no llegaron a buen puerto, el equipo belga tuvo que ponerse manos a la obra para evitar que el gol llegara demasiado temprano. El Stantard comenzó a presionar a los hispalenses, pero esta presión no era suficiente, el Sevilla jugaba desde atrás y se colocaba con facilidad en el área belga. Las oportunidades estaban, pero no la suerte. Deulofeu, Diogo, Gameiro, Reyes… Todo era poco para pararlos. Tras ese intento nulo de presión, el Standard optó por replegarse y los pases largos hispalenses hicieron acto de presencia.

Intentaban sorprender, pero los de Unai Emery saben muy bien con quién deben asociarse: las jugadas a balón parado. Una de las ocasiones más claras del partido salió de un córner chutado por Deulofeu y el gol llegó en el segundo córner del encuentro. Deulofeu volvió a botar el saque de esquina que recogió Gameiro para batir al cancerbero del equipo belga. En el minuto 17 llegó el 1 – 0 para los hispalenses. Si antes del gol el Sevilla estaba enchufado, tras él, las ganas de marcar aumentaron considerablemente, pero el fútbol tiene estas cosas, una jugada puede marcar las diferencias. Carriço hace una falta peligrosa a Louis en la frontal del área, M’Poku le pega a un balón que desvía la barrera y despista a Beto. 1 – 1 en el minuto 32.

Tras el empate, Reyes se puso el traje de salvador y se marcó el gol como objetivo. Diez minutos bastaron para cumplir su objetivo. Tras un disparo al palo, intentos de asistencias fallidos y oportunidades perdidas, el utrerano comienza una jugada en el área belga, se alía con Diogo y Denis Suárez para marcar un golazo que supondría volver a adelantarse en el marcador. 2 – 1 para el Sevilla que solo pensaba en marcar el tercero.

En la segunda parte el Sevilla tendría una novedad, Sergio Rico entraba al campo sustituyendo a Beto por unas molestias musculares y sería el canterano el encargado de defender la portería hispalense. Mientras tanto, el objetivo de marcar el tercero había quedado a medias, y era algo que tendrían que solucionar en estos 45 minutos restantes. Deulofeu seguía poniendo las faltas para hombres como M’Bia pudieran colar el balón en la red de la portería rival. Así fue en el 47, cuando el camerunés se quedó a escasos centímetros de poder hacerlo.

El Standard estaba desaparecido, las ocasiones pintaban  rojiblancas y cualquiera de los hispalenses era bueno para intentarlo, Denis, Reyes, Kryochowiak o Gameiro seguían siendo una auténtica pesadilla para Thuram-Ulien que veía, mejor que nadie, que el tercero llegaría tarde o temprano. En el minuto 70 cambiaron los papeles momentáneamente, ahora era el Sevilla el que tenía que sufrir y rezar para que, como ocurrió en el 1 – 1, la fortuna no los abandonara y por lo menos el marcador no se moviera. Lo intentaba, pero la defensa sevillista estaba muy bien ordenada, Sergio Rico no tuvo por qué preocuparse en absoluto.

En los últimos compases del partido el Sevilla volvió a hacer lo que mejor sabe, botar un córner y marcar. Esta vez para sentenciar, y ahora los protagonistas serían otros. Denis Suárez chutaba desde la esquina para que Bacca sentenciara en el minuto 90 del partido. Con 3 – 1 y el tiempo cumplido, el Sevilla solo vio el peligro en un disparo de Lumanza que Rico detuvo con solvencia.

Así, con un 3 – 1 justo en el marcador, el Sevilla continúa con la primera plaza de su grupo de la Europa League y recupera las buenas sensaciones que han arrastrado durante todo este inicio de la temporada. Olvidado queda el traspiés en Liga ante el Athletic y vuelta a empezar para los sevillistas.

 

Ficha técnica:

Sevilla FC: Beto (Sergio Rico 45’); Diogo Figueiras, Nico Pareja, Carriço, Trémoulinas; Mbia, Krychowiak; Deulofeu (Bacca 71’), Denis Suárez, Reyes (Vitolo 57’); y Gameiro.

Standard de Lieja: Thuram-Ulien; Milec, Ciman, Arslanagic, Van Damme (Mujangi Bia 63’); Trebel (Lumanza 82’), Enoh; Mpoku, Louis (Watt 67’), Andrade; y De Camargo.

Goles: 1 – 0 (Gameiro 17’), 1 – 1 (M’Poku 31’), 2 – 1 (Reyes 40’), 3 – 1 (Bacca 90′).

Árbitro: Bobby Madden que amonestó a los locales Carriço (30), Denis Suárez (48’), M’Bia (66’) y a los visitantes Adrien Trebel (44’), Ciman (49’), Enoh (77’), Arslanagic (84’).

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la Europa League.

Estadio: Ramón Sánchez Pizjuán.