Inicio FC. Barcelona Huesca 0-4 FC Barcelona: Fiesta en la vuelta de Iniesta

Huesca 0-4 FC Barcelona: Fiesta en la vuelta de Iniesta

300
0
Compartir

1417641532_770318_1417649436_album_grandeEl Barça pasó por encima del Huesca en el partido de ida de dieciseisavos. Iniesta, que volvía a jugar tras un largo periodo de baja jugó los 90 minutos a un gran nivel en los que además sumó un gol y una asistencia. Rakitic abrió el marcador con un golazo de falta, Pedro y Rafinha cerraron la goleada.

El Barcelona salía a defender el partido con un once plagado de suplentes, pero eso no supuso un impedimento para que los de Luis Enrique fueran muy superiores a un Huesca que plantó cara hasta el último minuto. No tardó mucho el equipo visitante en abrir la lata. A los diez minutos, una falta alejada de la frontal la aprovechaba Rakitic con un lanzamiento magistral que se colaba en la portería de Jiménez.

No tardaría mucho más en llegar el segundo. Iniesta, omnipresente durante todo el encuentro, comenzaba su gran actuación particular con un derechazo a los 16 minutos desde la frontal que ponía en la misma escuadra.

El Huesca se había visto superado y desmontado en menos de 20 minutos, pero la afición y los jugadores se negaron a que la fiesta acabase tan pronto. Los ánimos de los seguidores y las ganas de agradar de los once locales en el campo hicieron posible que el equipo se viniera arriba para buscar alguna ocasión de gol. La primera ocasión vino generada tras una contra bien llevada por los aragoneses que Guillem no acertó a culminar ante una buena parada de Ter Stegen.

La reacción del Barça fue inmediata. A los pocos minutos, era Rakitic el que volvía a avisar con un disparo que se estampó en la madera. Si el croata no acertó, no iba a pasar lo mismo con Pedro. El canario aprovechaba un gran pase de Iniesta para poner el tercero antes de llegar al descanso.

En la segunda parte se sucedieron más las ocasiones. Munir, por parte del Barcelona, fue el que protagonizó las mejores oportunidades. Josan y Tyronne fueron los más participativos en el juego ofensivo del Huesca, pero no consiguieron que sus esfuerzos se vieran recompensados en un gol para alegría de la afición.

Rafinha fue el último en unirse a la fiesta. El medio le pegó desde la frontal a un balón que acabó tocando en un defensa y colándose en la portería defendida por Jiménez.

El Barcelona deja cerrada la eliminatoria con un resultado abultado y justo, a pesar de los esfuerzos del Huesca por conseguir ese tan esperado gol. La vuelta, el próximo 16 de diciembre en el Camp Nou.