Inicio 1ª División Valencia 3-0 Rayo Vallecano: Mestalla vuelve a sonreír

Valencia 3-0 Rayo Vallecano: Mestalla vuelve a sonreír

235
0
Compartir

El Valencia solucionó el encuentro en media hora. El tiempo que tardaron Piatti y Feghouli, por partida doble, en desequilibrar el resultado.

feghouliLos de Nuno volvieron a desprender ese aroma a equipo intransigente. Las ocasiones que le concedió al Rayo se podían contar con los dedos de las manos. En la otra área, tiró cuatro veces a puertas y marcó tres goles. Férreo en defensa, con alguna que otra intervención de Alves, y resolutivo, muy resolutivo, en ataque.

El primer acto resumió el encuentro. La segunda parte fue un paseo en el que el Valencia no buscó nada y en la que el Rayo encontró menos. Los de Paco Jémez no dejaron de competir, pero sus intentos eran vanos acercamientos donde el único que conseguía inquietar la defensa che era Kakuta.

Durante todo el encuentro, el Rayo planteó una presión alta e instauró su filosofía. Sin embargo, aunque el dominio era del Rayo, el peligro también estaba en la portería del Rayo.

Feghouli fue el encargado de abrir el marcador. Antes del cuarto de hora juego remató un excelente centro de Barragán. Una buenísima noticia para Mestalla esta. Que Barragán haya conseguido conectar un balón en condiciones. El Rayo estaba pasando por apuros, no encontraba premio en su control y los acercamientos peligrosos procedían de las botas de los jugadores ches. A la media hora de juego, Leo Baptistao malogró la mayor ocasión de su equipo. Alves intentó fintar al brasileño pero este le arrebata el balón, sin embargo, después no consigue conectar con ningún compañero.

Del posible empate a uno, al 2-0. El segundo de Feghouli. Tras recoger el rechace de un remate de cabeza de Negredo. Álvarez no consigue expulsar el balón y el argelino solo tiene que empujarla.

Un minuto después, el Valencia roba en medio campo, recibe Piatti, que ve una autopista donde otros solo hubieran visto defensores. Un auténtico golazo. El argentino supera en velocidad a dos defensores y luego define a la perfección.

A partir de ese momento, el Valencia recordó a tiempos pasados. Tiempos mejores en los que contaba sus partidos en Mestalla por victorias a tres goles. Hoy lo volvió a conseguir,  recuperando la sonrisa y acercándose al Sevilla, el cuarto clasificado. Por su parte, Paco Jémez escuchó entre los aficionados rayistas que se desplazaron al Mestalla gritos pidiendo su marcha. El Rayo Vallecano presentó guerra, pero lo hizo sin armas. Las ideas no generan resultados, sin embargo, su equipo se mantiene muy lejos de los puestos de peligro.