Inicio Opinión Javier Imbroda Javier Imbroda, Reflexiones al Sur: Luis Enrique, el desafortunado

Javier Imbroda, Reflexiones al Sur: Luis Enrique, el desafortunado

312
0
Compartir
Fuente: Getty Images

Luis EnriqueOpinión | Javier Imbroda.- Luis Enrique, el desafortunado. “Como sancionen a los que insultan en los estadios, nos vamos a quedar solos”. Sencillamente, unas declaraciones desafortunadas. La violencia verbal banalizada. Es decir, como compro una entrada que me cuesta x euros, me da el derecho a insultar a todo el que se mueva por allí. Muy instructivo. Un ejemplo para todos nuestros menores que acuden a una instalación deportiva a desfogarse insultando al árbitro y rivales de turno. ¿Da derecho a la violencia verbal, que suele terminar en violencia física, el hecho de pagar una entrada? Piénsenlo.

Unicaja. Nueva victoria liguera que le conduce a un liderato impresionante a estas alturas de la temporada, tras una derrota ante uno de los grandes europeos como el CSKA de Moscú en liga europea. Para aquellos que no terminan de medir el alcance de estos resultados, reflexionen en el caso del fútbol. Si el Málaga C.F. estuviera intercambiando partidos de su liga con partidos de la máxima competición europea, y compitiendo en todo ellos, nos parecería algo grandioso. Es lo que lleva haciendo Unicaja durante muchos años. Solo que lo tenemos tan cercano que perdemos el valor de lo conquistado.

Málaga C. F. Dos últimas victorias que lo hacen coquetear con los de arriba. Una auténtica sorpresa si nos lo hubieran dicho antes de comenzar la competición. Un entrenador del trabajo diario que hace creer que es posible desde la prudencia. Se avecinan partidos que tienen el perfil de seguir sumando, pero tienen el riesgo de poder caer en la autocomplacencia, uno de esos enemigos invisibles que no se identifican en el momento oportuno.

marquezMarc Márquez y los impuestos. El ya leyenda viva a pesar de su corta edad, ha pasado un mal trago. Son tiempos demasiado sensibles como para decir que me voy a instalar en Andorra a vivir. El hecho de comunicarlo, ha provocado que se dudara de su compromiso fiscal. Entre lágrimas, el gran campeón español, no tardó en aclarar que sus impuestos seguirán tributándose en España. Es lo que tiene ser una eminencia en su terreno, las lupas se agudizan a cada paso que se da. El maldito precio del éxito.

Óscar Lisbona. Sufrió un accidente de coche que le tuvo en coma un montón de días. Estuvo más fuera que dentro de esta vida. Pero Óscar es un luchador, jugador de baloncesto en sus orígenes, formado académicamente, sobrevivió a lo imposible. Hoy con sus dificultades, es un ejemplo de superación. De esos casos que hacen replantearte muchas cosas en la vida. Traslada su experiencia vital a muchos que en sus circunstancias personales sufrieron lo mismo, y a los que no lo sufrieron. Oscar en definitiva, es un canto a la vida.