Inicio 1ª División El Granada se abre paso a través de la niebla

El Granada se abre paso a través de la niebla

157
0
Compartir

granada cordoba mainzEl conjunto rojiblanco accedió a octavos de final después de empatar a un tanto en El Arcangel y hacer buena la victoria de la ida por 1-0 en  Los Cármenes. Florín adelantó al Córdoba en el minuto cinco, mientras que Diego Mainz estableció la igualada final en la segunda parte. El encuentro se jugó en medio de una espesa niebla que estuvo a punto de provocar su suspensión. El Córdoba no supo aprovechar los más de veinte minutos que jugó con superioridad numérica por expulsión de Javi Márquez.

Imposible de ver para el espectador, aunque quizá esto hasta fue una buena noticia para los dos equipos, que practicaron un fútbol de todo menos atractivo. Así se desarrolló el partido, con una niebla que impedía ver cualquier conato de fútbol que se produjera sobre El Arcangel. El Granada llegaba con la ventaja y la tranquilidad que le dio en la ida el solitario tanto de John Córdoba. Cinco minutos le duró. Nada nuevo. Lo que tardó Florín en aprovechar un fallo de Oier (no parece dispuesto a luchar por la titularidad con Roberto) para igualar la eliminatoria y poner al Córdoba por delante en el partido.

El gol no cambió la mentalidad de ninguno de los dos equipos. Los visitantes controlaron el partido durante la primera mitad, aunque era un dominio estéril y sin profundidad. Sin embargo, el Córdoba creó varias ocasiones sobre la meta de Oier. Los locales llegaron por medio de juego directo y balones aéreos que eran unos continuos quebraderos de cabeza para la defensa rojiblanca. En uno de ellos el balón le llegó a López Silva, que obligó a Oier a realizar una estirada que evitó el segundo tanto del partido.

La ocasión más clara de la primera parte para el Granada fue un disparo de Eddy Silvestre que se marchó fuera de la portería defendida por Saizar. Caparrós intentó que su equipo reaccionara con la inclusión en el terreno de juego de Córdoba por un desafortunado Sissoko. El equipo de la ciudad de la Alhambra cambió algo la dinámica del choque, pero no se tradujo en ocasiones sobre la meta rival, por lo que se llegó al descanso con la eliminatoria igualada. El bagaje ofensivo de los visitantes se traducía en balones a la carrera para Success y Córdoba, que estaban solos arriba.

Caparrós dejó en el vestuario a Nounkeu, que tuvo un mal debut con la camiseta rojiblanca, y en su lugar entró Babin. Elniebla Granada salió a por el empate en la segunda mitad. Primero Nyom avisó con un disparo con la zurda en un contraataque. Cinco minutos más tarde Mainz aprovechó un despiste de la zaga local para rematar de cabeza y empatar el encuentro. Este gol obligaba al Córdoba a anotar dos tantos más si quería pasar de ronda, a la vez que eliminaba cualquier opción de prórroga.

Los locales intentaron encerrar al Granada en su área por medio de balones en largo, pero Mainz y Babin se encontraban cómodos en estas acciones. Además, los disparos del Córdoba eran todos desde distancias lejanas, desde donde Oier Olazábal no tuvo problemas para parar todo lo que le llegó.

Mediado el segundo tiempo Javi Márquez alimentó las opciones de los blanquiverdes con una entrada tan dura como absurda por la que vio la roja directa. Djukic reaccionó y dio entrada a Ghilas. El argelino le dio otro aire al ataque del Córdoba, mientras que los visitantes se encerraron en su campo haciendo un gran trabajo colectivo en el que destacó John Córdoba, que se sacrificó y se le vio más de la cuenta en su propia área.

El Granada fue capaz de aguantar las acometidas del Córdoba y pasó a los octavos de final de la Copa del Rey, donde se encontrará con el Sevilla en un nuevo derbi andaluz.